Visitando 'La Goudrelle' en el Mont St-Grégoire, Québec.

Visitando 'La Goudrelle' en el Mont St-Grégoire, Québec.
Nota: Haz click aquí o sobre la imagen para entrar y ver todas las fotografías.

El día de ayer sábado 27 de marzo, tuvimos la oportunidad de visitar la cabane à sucre o cabaña de azúcar más popular de Quebec en Canadá conocida como 'La Goudrelle'. Todo empezó cuando el pasado jueves 18, los directivos de la escuela de Francés donde estudio, nos avisaron que estaban organizando una salida hacia el Monte San Gregorio donde podríamos ver el proceso mediante el cual se elabora la miel de maple o sirop d'erable. Tomando en consideración que estaríamos de vacaciones ese día, Silvia, Ahmad y yo decidimos comprar un boleto para disfrutar de esta interesante experiencia... {Seguir leyendo y ver todas las fotos}


Nos reunimos todos a las afueras de la escuela y tres autobuses escolares nos esperaban para iniciar el viaje que según uno de los organizadores tardaría 45 minutos aproximadamente. Fue a las 9:30 cuando salimos de la ciudad de Montreal y efectivamente a las 10:15 estábamos arribando al lugar llamado Erablière 'La Goudrelle' ubicado en el número 136 Ch Du Sous Bois, Mont-Saint-Gregoire, QC. He aquí la entrada principal de la cabane à sucre 'La Goudrelle'.

HAZ CLICK SOBRE LAS IMAGENES PARA AMPLIAR SU TAMAÑO

A continuación, una serie de fotografías que tomé del exterior de 'La Goudrelle'. Observe con detalles las imágenes que seguramente le darán una idea de lo hermoso que es este lugar.



HAZ CLICK SOBRE LAS IMAGENES PARA AMPLIAR SU TAMAÑO


No pude resistir la tentación de fotografíar la enorme fila de autobuses escolares que habían servido para transportar a cientos de personas desde diversas partes de Montreal con destino a 'La Goudrelle'.Luego de este breve recorrido fotográfico por el exterior de la cabaña, lo primero que hicimos fue ir a desayunar. Dentro de lo que llamaré la casa de los erables, hay un enorme restaurante con capacidad creo yo para más de 1200 personas. Las mesas son enormes y las sillas muy pequeñas. El espacio entre comensal y comensal era demasiado estrecho. Lo noté yo que soy enano y panzón, ahora imagínense las personas altas y corpulentas como mi amigo Ahmad que tuvo que usar el espacio de dos personas para acomodarse un poco mejor. He aquí una fotografía desde el interior del restaurante.En esta segunda foto, se puede apreciar el bar y la zona de baile donde más tarde pude comprobar que muchas personas danzaban al unísono mientras sus amigos, familia y compañeros de viaje, se tomaban una cerveza fría, una copa de whisky o los más ozados, un tequila en la rocas.
El menú, fue sopa de lentejas, torta de huevo, jamón cocido y ahumado, chicharrón de cerdo, papas empanizadas, salchichas dulces, pan, salsa dulce, de tomar agua o leche y de postre donas, panecillos, pequeños pays de manzana, galletas y miel de maple. Después de haber desayunado, lo primero que hicimos fue visitar un pequeño cuartito o sala donde elaboran la miel de maple o sirop d'erable. Ahí, había varias personas cerca de un horno y varios utensilios que utilizaban durante el proceso de elaboración de este famoso líquido colo ambar llamado sirop d'erable. He aquí algunas fotos...Empezaré por presentarles a dos de mis compañeros de clase; Silvia y Ahmad. En la tercera foto, estoy yo y mi paleta de miel de maple o más conocida como tire d'erable.
HAZ CLICK SOBRE LAS IMAGENES PARA AMPLIAR SU TAMAÑO
Tras haber disfrutado de nuestras paletitas de miel con nieve, salimos para iniciar nuestro recorrido por los alrededores de la cabaña. Empezamos por visitar el pequeño parque de los animales donde pudimos compartir un poco de nuestro tiempo con una llama, las cabras, los borregos y los patos. He aquí las fotos...A un costado del parque de los animales, se encuentra la base desde donde salen los recorridos en carretas jaladas por caballos. El costo es de 2 dólares canadienses por persona y sólo dura 15 minutos por el interior del bosque.Luego de algunos minutos, empezamos nuestra caminata por el bosque de los erables o árboles de maple. Cada año y durante el fin de marzo y mes de abril, se acostumbra recolectar el jarabe de los árboles colocando para ello pequeños contenedores atados con alambre a cada árbol de maple. Una especie de tubo es introducido hacia la corteza de cada árbol y el jarabe sale lentamente y cae en los contenedores.Conforme pasan los días, las personas revisan los contenedores y los van retirando según calculen que ha sido todo el jarabe que el árbol ha producido. Posteriormente, deberán limpiar el jarabe pues noté que dentro de los contenedores, había moscas, arañas y otro tipo de insectos que se meten a los contenedores. Es obvio que deben colar el material base para la elaboración del jarabe. De lo contrario, no vuelvo a comer paletitas de miel o cualquier otro producto de los cientos que se elaboran con el sirop d'erable. Ahmad, no perdió la oportunidad de posar junto a un contenedor. Y les digo algo, yo tampoco. He aquí las pruebas...Nuestro recorrido iba en ascenco hacia la montaña cubierta con miles de árboles de maple. El escenario era fantástico. He aquí algunas tomas panorámicas que realicé como tratando de inmortalizar instantes que quizás no vuelvan a repetirse.
HAZ CLICK SOBRE LAS IMAGENES PARA AMPLIAR SU TAMAÑO

Noté que algunos árboles, tenían hasta dos contenedores. Supongo que son árboles que por su edad o tamaño producen más jarabe.Estando ahí en tan mágicos escenarios, no perdimos la oportunidad de tomarnos algunas fotos. Soñamos por algún instante, con ser los Top Models del momento. Justo ahí, en el bosque de los erables.
Todo a nuestro alrededor, era mágico. Algo así como un bosque encantado. Por algunos instantes, me pareció ver un par de pequeños gnomos jugando entre las cavernas adornadas con estalactitas. Cascadas de agua congelada, hielo transparente sobre las hojas de maple y enormes rocas, eran parte del escenario. Como supuse que no me creerían, tomé algunas fotos y a ver si ahora sí empiezan a confiar en mi.Silvia y Ahmad, continuaron hasta la cima de la montaña. Yo me regresé pues mi edad avanzada y mi panza pesada, no me dejaron continuar. El ascenso no era fácil. No para mi que me había robado el jamón de las otras mesas y me había comido dos platos de lentejas. Sin contar las dos rebanadas de huevo, los chicharrones de cerdo, dos vasos de agua y tres cucharadas de miel. Con todo eso en la panza, preferí desistir del ascenso y comencé mi descenso por el bosque encantado. Quise decir por el bosque los erables. A mi regreso, cambié un poco la ruta y me encontré otros paisajes que no pude evitar fotografíar. Mi alma de gran explorador me llevaron al instante por lugares interesantes.Una vez que llegué a la parte baja de la montaña y cerca nuevamente de la cabaña, busqué la base donde salían los recorridos de la balade motorisée. En realidad sólo era un tractor John Deere que jalaba algunos carros donde las personas iban sentadas y hacían un recorrido por otra ruta hacia el interior el bosque. Esperé, y al paso de algunos minutos, llegó hasta donde yo estaba la famosa balade motorisée. Un poco más de 50 personas y yo, nos subimos e iniciamos nuestra aventura por entre los árboles de maple. He aquí algunas fotos que tomé durante el recorrido en el tractor John Deere. Quise decir, en la bala...
HAZ CLICK SOBRE LAS IMAGENES PARA AMPLIAR SU TAMAÑO
Algo que me llamó la atención, fue ver que las personas de la cabaña aprovechan en su totalidad los árboles de maple pues cuando un árbol llega a un edad determinada o por alguna razón se enferma, lo derriban convirténdolo en trozos o leña que posteriormente utilizan en los hornos para la fabricación del jarabe, miel de maple o sirop d'erable. He aquí algunas fotos que tomé sobre lo que he mencionado hace algunos segundos...

Al parecer el modelo de negocio dedicado a conocer el proceso de elaboración del jarabe de maple y los productos derivados, les ha funcionado. Lo digo, porque noté que cerca de esta cabaña, había otras dedicadas a lo mismo y de hecho, casi enfrente había otro comercio en plena construcción.Sin embargo, pude constatar que la cabaña 'La Goudrelle', es la más popular pues como verán en las primeras fotos de vista panorámica, había muchísimos autos y por consiguiente en el interior del establecimiento, cientos de visitantes. Como sabrán, Canadá es un país donde el multiculturalismo es muy notorio. Es principalmente en la provincia de Quebec y más específicamente en la ciudad de Montreal donde se pueden ver personas de lugares tan remotos como Los Emiratos Árabes Unidos, Irak, Afganistán, China, Japón, Italia y muchos, pero muchos más. Para muestra, les dejo a continuación la foto de una pequeña que iba en el mismo autobús que nosotros y cuyo origen es Rusia. Le tomé esta foto al exterior de la cabaña mientras cantaba con su familia algunas canciones en su idioma al mismo tiempo que tomaba el sol y mi cabeza casi estallaba a causa de la desvelada. En resumen, ha sido una excelente experiencia donde he aprendido nuevas cosas y he conocidos otros lugares. Sitios que antes no me hubiese imaginado. Espero que junto conmigo, ustedes hayan viajado -virtualmente- por estos lindos escenarios. Se despide como siempre con humildad y respeto, José Luis Ávila Herrera. (A.K.A 'Reportero sin Fronteras')

Aunque sé que no es necesario, les recuerdo que todas las fotografías las he tomado yo y por tanto, son de uso libre. Usted puede descargarlas a su computadora, compartirlas, editarlas, imprimirlas, regalarlas, prestarlas, verderlas e incluso destruirlas. Si las usa para ilustrar algún artículo en un blog, página o sitio web, será un verdadero privilegio saber que usted ha mencionado mi nombre o la dirección de este blog como origen de las imágenes. Gracias por todo, reciba un saludo con mis mejores deseos.
IR AL BANCO DE IMÁGENES | REGRESAR A LA PORTADA
Publicar un comentario