La Torre del Reloj en el Viejo Puerto de Montreal

CLICK PARA AMPLIAR
Originalmente llamada the Victoria Pier, La Torre del Reloj, Clock Tower o The Sailors' Memorial Clock, es un pintoresco edificio ubicado en la zona de Viejo Puerto en Montreal. Se dice que la primera piedra fue colocada por the Prince of Wales (El Príncipe de Galles) en el mes de octubre del año 1919. La construcción fue finalizada dos años después y fue erigida en honor a los marineros que perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial.

Click aquí para leer el resto del artículo y para ver todas las fotografías...

El reloj fue construído en Croydon Inglaterra por la empresa Gillett & Johnston y el mecanismo es similar al que tiene el Big Ben en the Palace of Westminster.



Durante las siguientes imágenes, usted podrá percibir con detalles la majestuosidad de la Torre del Reloj a través de diversos ángulos visuales...







En la parte de arriba de la torre, se encuentra un mirador que permite a los visitantes tener una mejor perspectiva de toda la zona del Viejo Puerto o Vieux Port.
Desde las alturas, es posible mirar al puente de Jacques-Cartier y la Isla de Santa Helena así como el Río San Lorenzo, los yates reposando sobre las aguas y un crucero de excursiones que al momento pasaba frente a mi cámara.








Curiosamente, las escaleras están numeradas y para llegar hasta arriba es necesario recorrer los 192 escalones que contiene el acceso al mirador más otros treinta más pequeños para realmente estar literalmente en la cima de la torre.


Espero que haya disfrutado de este artículo y especialmente de todas las fotografías que lo acompañan. Siéntase libre de hacer click sobre las imágenes para ampliarlas y de esa manera obtener más detalles sobre las mismas.

Todas las fotografías han sido tomadas por José Luis Ávila Herrera usando una cámara Nikon D40x sin flash y con Isos variables de entre 100 y 1600 dependiendo las condiciones de luz interior y exterior.

Todas las fotografías son libres de uso con la única condición de citar al autor.

Sinceramente,
REPORTEROsinFRONTERAS
Publicar un comentario