Las cosas que he comprado en Estados Unidos

CAPÍTULO ANTERIOR
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

Qué rápido pasa el tiempo. Hasta parece que fue ayer cuando crucé la frontera para venir a los Estados Unidos en la búsqueda del Sueño Americano, pero hoy estoy cumpliendo un año, ocho meses y algunos días en la Unión Americana.

No quiero aburrirlos haciendo otra vez un análisis o síntesis de todo lo que ha pasado a lo largo del tiempo que llevo viviendo en el País de las barras y las estrellas, pero si deseo compartir con ustedes la larga lista de cosas que por necesidad o por haber sido víctima del consumismo he adquirido.
Leer el capítulo completo...

Primero, recordarán que por necesidad tuve que comprar un reproductor de discos compactos para escuchar el material de Inglés que me prestaba la Librería Pública de la Ciudad de Dallas, Texas. Este reproductor fue vendido después a una amiga de Nashville cuando me encontraba en una situación crítica.
Lo compré en $48.00 dólares y lo vendí en $40.00 dólares

Luego y también en Dallas, compré un hermoso mini sistema de teatro en casa de la marca Panasonic por el precio de $99.00 dólares para escuchar algo de música y hacer la vida más divertida.
Este mini sistema fue vendido a un amigo antes de viajar a Nashville.
Lo compré en $99.00 dólares y lo vendí en $100.00 dólares

A mi llegada a Nashville y más por necesidad que por lujo, compré una linda bicicleta, la usé por un tiempo y terminé regresándola a Walmart porque por esos días me ofrecieron una bicicleta eléctrica.
Lo compré en $173.00 dólares y la regresé por $173.00 dólares

Luego y tras haber regresado mi bicicleta Mongoose a Walmart, compré una bicicleta eléctrica. La usé por algunos días, se descomponió y la regresé a su dueño obteniendo mi dinero de regreso.
La compré en $150.00 dólares y la regresé obteniendo mis $150.00 dólares

Una vez más, fui a Walmart y compré otra hermosa bicicleta de la marca Schwinn con la que me iba a trabajar a Mc Donalds todos los días. Hace algunos días, preferí venderla al encargado de la casa donde ahora vivo porque no la usaba.
La compré en $150.00 dólares y la vendí en $100.00 dólares.

Por aquéllos días, compré también un reproductor de DVDs en Walmart de la marca Philips, no satisfizo mis espectativas y lo regresé obteniendo mi dinero completo.
La compré en $99.88 dólares y la regresé obteniendo mis $99.88 dólares.

Una vez que regresé mi reproductor de DVDs Philips, opté por comprar mismo en Walmart otro precioso reproductor de mucho mejor calidad de la marca Panasonic.
Unos días después lo regresé porque estaba interesado en comprar una laptop.
La compré en $300.00 dólares y la regresé obteniendo mis $300.00 dólares.

Lo sé, pensarán que le estoy haciendo publicidad a Walmart, pero debo ser sincero y dejar en claro que jamás he tenido algún problema con esta cadena de supermercados que en lo personal admiro y respeto por sus flexibles políticas y atención inmediata a todos sus clientes.

A los pocos días de haber regresado el reproductor de DVDs Panasonic, junté otros dólares más y me compre una linda, útil y práctica laptop de la marca Compaq de HP. La usé demadiado y obtuve sin duda alguna el mejor rendimiento. Creo sin temor a equivocarme que esa ha sido una de mis mejores adquisiciones en lo que va del tiempo que llevo viviendo en los Estados Unidos.
La compré en $780.00 dólares y se la regalé a mi amigo Rocas meses después.

Unos días antes de mi cumpleaños, decidí autoregalarme una linda y compacta cámara digital de la marca Sony y de la famosa línea Cyber-Shot.
La idea era poder tomar algunas fotografías de la hermosa ciudad de Nashville en mis tiempos libres y dejarlas por ahí en alguna página de Internet como parte de mi Herencia Americana.
Tuve por algún tiempo esta cámara y se la vendí después a mi amigo Rocas.
La compré en $273.00 dólares y la vendí en $200.00 dólares.

Días después y por necesidad, compré un teléfono celular de la marca Cricket ya que por esos días me había quedado sin trabajo y era muy importante contar con un sistema de comunicación con las posibles fuentes de empleo.
Lo compré en $143.00 dólares y aún lo conservo usándolo como despertador.

Y ahora una Televisión...
Pues resulta que con la finalidad de poder aprender más Inglés, compré una pequeña televisión a colores que vi por un par de días y nuca más he vuelto a encenderla porque no tengo cable y sólo se miran un par de canales todos borrosos.
La compré por $120.00 dólares incluyendo una antena y aún la conservo.

Por esos días y ya habiendo mejorado mi situación financiera, decidí comprar una tarjeta de Internet satelital de la marca Sprint para obtener más beneficios en mi laptop Compaq. Esa fue otra de mis mejores adquisiciones.
La compré por $300.00 dólares y aún la conservo funcionando al 100%.

En una de mis visitas al famoso centro comercial Opry Mills, me hice dueño de una hermosa cadenita de oro de 14K que trás estar negociando con el dueño del establecimento de procedendia Indú, se la arrebaté por mucho menos de lo que él quería que yo pagara. Sé que no le perdió, pero se me hizo justo el precio.
La compré en $120.00 dólares y aún la conservo en magnífico estado.

Con una situación económica bastante estable, le regalé unos Mp3 a una de mis compañeras en el trabajo. Al instante ella me dejó saber que no tenía en donde reproducirlos. Al día siguiente fui a Best Buy y le compré un reproductor de la marca Panasonic. Ella no me lo aceptó por temor a que su esposo le hiciera preguntas sobre el origen del artefacto y tuve que venderlo al encargado de la casa donde ahora vivo en vez de regresarlo. Qué raro!
Lo compré en $70.00 dólares y lo vendí en $70.00 dólares con baterías incluídas.

Ahora una cámara profesional...
Pues resulta que desde hace mucho tenía el deseo de tener en mis manos una cámara profesional y no iba a dejar ir la oportunidad de comprarla. Luego de analizar varios modelos y pasar horas investigando en Internet, me decidí por la Nikon D40x.
La compré en $1200.00 dólares y aún la conservo.

Otra laptop...
Pues resulta que tuve la idea de cambiar mi laptop Compaq por una HP de las más recientes y así poder tener acceso a nuevas características.
Fui a Best Buy y elegí una de las mejores laptops que ellos tenían en ese momento, me salió defectuosa y tuve que regresarla a la tienda el mismo día.
La compré en $980.00 dólares y la regresé obteniendo sólo $833.00 dólares
*BestBuy cobra el 15% por sólo abrir la caja de cualquier electrónico.

Comprando una iMac...
Conozco las computadoras Apple Macintoch desde hace mucho y siempre había sido uno de mis sueños poseer uno de los juguetes famosos de Steve Jobs.
Ni tardo ni perezoso y tras haber regresado la laptop HP a BestBuy decidí comprar una iMac de las más recientes para ser así el protagonista de nuevas experiencias.
Por alguna razón que aún desconozco, me salió defectuoso uno de los programas de la serie iLife y tuve que regresarla a CompUsa donde la había comprado.
La compré en $1,420.00 dólares incluyendo el software .Mac y un seguro de soporte técnico por 3 años y la regresé obteniendo un cheque a los 20 días por la misma cantidad.

El día que regresé la iMac a CompUsa, me gustó otra laptop HP que según me aseguraron los vendedores era la mejor en su especie. La pagué en efectivo mientras el cheque de la devolución de la iMac estaba todavía en proceso.
Mi coraje hacia CompUsa por no haber recibido el soporte técnico era tanto que al llegar a casa ni siquiera abrí la caja de la nueva laptop y la regresé la misma tarde obteniendo mi dinero completo.
La compré en $1220.00 dólares y la regresé obteniendo mis $1220.00 dólares.

En cuanto pude al fin recibir mi cheque por la cantidad de $1420.00 dólares como resultado de la devolución de la iMac en CompUsa, me fui de compras nuevamente a BestBuy y tuve la fortuna de encontrar un excelente equipo a un precio muy especial.
Es una computadora de escritorio de la marca HP, Procesador Intel Core 2 Duo, 3 Gigas de memoria ram, 500 gigas de capacidad en Disco Duro, Lector y Quemador de CDs y DVDs, Monitor plano de 21 pulgadas de alta resolución giratorio, Web Cam y una Impresora HP DeskJet incluída en el paquete.
Sin duda alguna, esa ha sido otra de mis mejores adquisiciones ya que he obtenido de esa computadora el mejor rendimiento con resultados visibles a corto plazo.
En esta fotogafía real usted puede apreciar los detalles de mi nueva y potente computadora de escritorio HP.

No hace tantos días y en vista de la urgente necesidad de moverme por la ciudad, decidí comprar un pequeño Scotter o motoneta Yamaha modelo Zuma, Año 2008.
Creo que la compra de esta pequeña motoneta, ha sido otra de mis mejores adquisiciones porque de esa forma he visto en mi un mayor rendimiento haciendo cosas que antes me eran imposibles como ir a pagar mis servicios de teléfono e Internet, ir a comprar mi comida a Walmart o Krogger, ir a la librería e incluso ir a mi trabajo con mayor rapidez y menor esfuerzo.
La compré en $3200.00 dólares y aún la conservo en excelentes condiciones y con placas nuevas del Estado de Tennessee.

Creo que esas han sido las compras más sobresalientes durante mi estancia en Estados Unidos desde el día 7 de noviembre del 2006 cuando pisé por primera vez la tierra de John Fitzgerald Kennedy.

Sin embargo, hay muchas otras adquisiciones que he realizado y que trataré de resumir a continuación como parte de este reportaje dedicado a las cosas que he comprado en los Estados Unidos.

Un par de bocinas de la marca Bose de alta definición.
Las compré en $100.00 y aún las conservo.

Una impresora Láser HP para imprimir formatos de la tienda donde trabajo.
La compré en $70.00 dólares y le estoy sacando jugo.

Un asiento ejecutivo de piel giratorio en color negro.
Lo compré en $150.00 dólares y en él estoy sentado ahora mismo.

Un escritorio terminado en aluminio y cristal.
Lo compré en $100.00 y aún lo conservo.

Un disco duro portátil de la marca Maxtor de 160 Gigas.
Lo compré en $100.00 y ahí guardo mi colección pornográfica.

Un ventilador personal de la marca Stanley.
Lo compré en $30.00 dólares y en este momento me está refrescando.

Una colección de más de 20 sombreros de varios tipos y colores.
Pagué aproximadamente $600.00 dólares por todos y de vez en cuando uso alguno.

Software de diseño, juegos y antivirus.
He gastado aproximadamente $200.00 dólares y aún los utilizo.

Películas en DVD adquiridas en Walmart, BestBuy y Electronic Expres.
He gastado aproximadamente $1,000.00 dólares, las veo y luego las regalo a las Librerías Públicas de Nashville para que otras personas las vean.

Libros, Revistas y cursos en CDs y DVDs para aprender Inglés.
He gastado aproximadamente $700.00 dólares y casi no los utilizo.

Revistas como: Fortune, Time, Business, Photoshop User y National Geographic.
He gastado aproximadamente $300.00 dólares, las leo y las dono a la librería.

Zapatos, botas, tenis y sandalias de descanso (Más de 20 pares).
He gastado aproximadamente $500.00 dólares y por ahí están todavía.

Más de 100 pares de calcetines, 12 bóxers y más de 100 trusas.
Gasté aproximadamente $500.00 dólares y algo de eso he tirado a la basura.

Desde que llegué a Estados Unidos, he comprado más de 40 pantalones de diversos tipos, colores y precios. Al mismo tiempo, he comprado más de 20 shorts.
Gasté aproximadamente $1500.00 dólares y la mayoría están en el clóset.

Chamarras, chaquetas, suéteres, sábanas, cobijas y almohadas.
He gastado aproximadamente $500.00 dólares y aún los conservo.

He comprado más o menos 50 playeras, 10 camisas y 3 cinturones.
Gasté aproximadamente $700.00 dólares y aún las conservo.

Relojes, perfumes, y artículos de higiene personal.
He comprado 5 relojes, 4 perfumes, varios desodorantes, pastas dentales, jabón líquido y shampoo.
He gastado aproximadamente $1000.00 dólares y algo queda de todo eso.

Como pueden ver, he sido quizás por algunos momentos víctima de la famosa ola del consumismo, pero al mismo tiempo he adquirido cosas que han sido necesarias para mi durante el período que llevo viviendo en Estados Unidos.

Me ha llevado horas escribir este post y me da flojera sumar todo lo que he gastado y todo lo que he perdido desde que llegué a la Unión Americana.

Así que si alguno de ustedes tiene la paciencia y deseos de hacerlo, pueden ayudarme dejándome sus resultados en un comentario y pueden incluir sus opiniones personales, sugerencias y cualquier otra cosa relacionada con este reportaje.

Les estaré muy agradecido y publicaré su balance dando los créditos a la persona o personas que participen.

CLICK AQUÍ PARA DEJAR UN COMENTARIO O PARTICIPAR EN EL BALANCE DE MIS GASTOS Y PÉRDIDAS EN LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA

Gracias por todo y que Dios les bendiga siempre.
Publicar un comentario