Visitando el zoológico de la ciudad de Nashville

CAPÍTULO 62
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

Lamento no haber tenido antes la oportunidad de compartir con ustedes esta extraordinaria vivencia que hace algunos días tuve luego de haber visitado precisamente como el título lo reza el famoso zoológico de la ciudad de Nashville. Lugar que sinceramente me ha dejado nuevas y muy gratas experiencias durante mi estancia en los Estados Unidos de Norteamérica.

En este sitio, tuve la oportunidad de visitar a mis parientes los chimpacés, y tuve además la fortuna de admirar diversas especies de animales que para ser sincero no había visto jamás en mi putrefacta y semi olvidada existencia.
Leer el capítulo completo...

La visita al zoológico, ocurre justamente sin haberlo planeado pues el día anterior había comprado una nueva computadora portátil y era necesario llevarla a una sucursal de Sprint para que el técnico le instalara el software que me permitiría tener acceso a Internet a través de mi tarjeta Sierra Wireless Air Card 595U.

CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Estando ahí en la sucursal de Sprint y al ver que el técnico estaba demasiado ocupado, tomé la desición de ir a algún lugar mientras él realizaba la instalación del software y algunas actualizaciones necesarias para la plena compatibilidad con el Windows Vista Home Premium que mi nueva laptop HP DV6000 traía incluído.

Tomé entonces un autobús al azar con la intención de perderme en la ciudad y de paso encontrar quizás algunos lugares interesantes para tomar fotografías. A los pocos minutos, miré un letrero que decía 'Zoológico' y de inmediato presioné el botón indicándole al chofer que bajaría en la próxima parada. Me dejó a tan sólo unos metros de la entrada al zoológico, bajé mi bicileta y me dispuse a iniciar así una nueva aventura.

Para llegar hasta la entrada del zoológico es necesario recorrer aproximadamente una milla desde el aceso principal ubicado sobre la avenida Nolensville Road. Ya estando ahí, pasé a la ventanilla para pagar $13.00 dólares y así tener la oportunidad de conocer lo que antes jamás me hubiese imaginado. No voy a negar que con anterioridad había ido a otros zoológicos, pero aquí seguramente había y hubo otras cosas por descubrir.

Y así fue...

Empecé mi visita al azar aunque en la ventanilla me proporcionaron un pequeño mapa donde claramente venía especificado en qué área se encontraban determinadas especies de animales, cafeterías, restaurantes, tiendas de recuerdos o eventos especiales.

Lo primero que vi, fue una zona dedicada especialmente a exhibir unas pequeñas y hermosas aves de colores, otras no tan pequeñas ni tan coloridas y un simpático patito que fielmente posó algunos segundos para el lente de mi Nikon D40X.

«Fotografías enlazadas al Banco de Imágenes Gratuitas»

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Luego de ahí, fui hacia una zona donde estaba en pleno funcionamiento un carrousel con figuras en fibra de vidrio de animales propios del zoológico. En ese momento, niños, niñas y hasta uno que otro papá o mamá disfrutaban de unas vueltecitas al compás de una suave música y el invisible, pero sensible vientecillo que a esa hora de la mañana, acariciaba sus rostros.
CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Habiendo pasado algunos momentos contemplando la alegría de los chiquillos, quise nuevamente y tan sólo por unos minutos volver a ser niño, pero era tarde lo sé y lo supe cuando preferí continuar mi camino descubriendo nuevas cosas y viejas casas como una que ahí dentro el zoológico aún permanece y que fue la morada de alguien que por ahora no recuerdo el nombre, pero que seguramente hizo algo importante en su vida para que hoy forme parte de una historia, esa que aún, no termina de escribirse.

CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Recorrí por algunos minutos los diversos caminitos que hay dentro del zoológico y así fui descubriendo sitios que ya eran como piezas de un imaginario rompecabezas.

Los elefantes sólo podía verse desde muy lejos, tal parece que estaban teniendo una reunión muy importante pues en grupo se toqueteaban como compartiendo ideas u opiniones sobre algunas de sus pasadas vivencias.

Preferí no fotografiarlos pues aunque llevaba un lente de largo alcance, me dio weba hacerlo y preferí avanzar para conocer otras especies que más de cerca pudiese contemplar.

Decirles a detalle el nombre de cada animalito, sería redundar, pues las imágenes como siempre dicen más que mil palabras y prefiero dejarlas hablar.

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Estos bichos de las fotografías anteriores, realmente llamaron mi atención por esa forma tan extraña de pararse sobre sus dos patitas traseras. A la par noté en ellos un alto grado de egolatría pues hacían varias travesuras para ser el foco de nuestra absoluta observación.

Era todo un animalero...

En otra área, existe una zona reservada para pequeños animales domésticos con los que los niños que asisten al zoológico pueden jugar sin temor a ser devorados o al menos asustados como sería el caso de otras especies salvajes.

CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Cientos de animalitos por doquier decoraban el zoológico de la ciudad de Nashville. Tomé aproximadamente 250 fotografías y una vez más lamento no tener la manera de compartirlas todas con ustedes. Sin embargo, pongo a su disposición mi correo electrónico (picaysabe@gmail.com) por si alguien desea una o más de estas imágenes en alta resolución absolutamente gratis tendré la gentileza de hacérselas llegar a la brevedad posible.

Luego de estar algunos minutos en esa área, fui hacia donde se exhiben algunas especies de seres acuáticos, serpientes, reptiles y mariposas disecadas.

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES

CLICK PARA VER MAS IMAGENES


Esa zona subterránea es muy concurrida pues alberga una gran variedad de especies que deben observarse con cautela debido a su complejidad orgánica y rareza de cada elemento de esta perfecta y casi eterna naturaleza.

Concluída la visita y dejando zonas pendientes como el área de los grandes felinos, fui a recoger mi laptop, pasé a comer comida china, fui a casa a descansar y a volver a revivir aquéllos instantes a través de las fotografías que en mi visita al zoológico de la ciudad de Nashville había capturado.

Sobre mi nueva laptop, sólo puedo decirles que la regresé al día siguiente a BestBuy que fue donde la había comprado porque al llegar a casa ese mismo día que se le instaló el software de Sprint, la encendí y sólo apareció una pantalla con lineas horizontales. Volví a resetearla tres veces más y seguía presentando el mismo problema.

No comprar nunca productos HP


Así que llamé a mi amigo Rocas y fuimos a BestBuy para que nos regresaran el dinero. Las cosas se complicaron cuando el encargado del departamento de electrónicos de la tienda dijo que necesitaríamos 14 días hábiles para recuperar el dinero que yo había pagado en efectivo por la laptop el día anterior y que me descontarían el 15% por haber abierto la caja.

En vista de eso, solicitamos la presencia del manager general quien tras una discución de más de 20 minutos y tras comentarle que yo era un blogger muy leído en todo LatinoAmérica y que iba a escribir algo sobre el caso en mi blog, acabó por decirnos que depositaría el dinero completo sin descontarme el 15% por abrir la caja en menos de 24 horas en una tarjeta de débito o crédito. Mi amigo Rocas y yo aceptamos la propuesta, me prestó su tarjeta para efectuar el depósito y salimos de ahí completamente desilucionados y molestos por las malas políticas que BestBuy emplea al momento de regresar el dinero por una compra en la cual nosotros como clientes no tuvimos la culpa, sino Hewlett-Packard como propietaria de la laptop por no realizar los test correspondientes a cada equipo antes de lanzarlos a la venta evitando así problemas, desconfianza y pérdida de tiempo.

En fin, BestBuy ha cumplido y ha depositado antes del término acordado el dinero en la tarjeta de mi amigo Rocas. Sin embargo y a raíz de este suceso, he quedado completamente desilucionado por una tienda y una marca a las que siempre les tuve cariño y respeto (HP y BestBuy).

Por ahora, guardaré mi dinero, pero no niego que ya estoy pensando en lo que podría ser mi futuro juguetito...

Gracias por el tiempo que ha dedicado a la lectura de un capítulo más del Reportero sin Fronteras.

Hasta Pronto!

Recorriendo el DownTown de Nashville, TN.

CAPÍTULO 61
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes|English Version (New!)

Todo inicia cuando esta mañana se me ocurre ir una vez más a recorrer el bellísimo centro de la ciudad de Nasville. Aprovechando que tenía descanso en la Grocery Store, me di una ducha, me puse mis trapitos nuevos que compré la vez pasada en mi visita al Opry Mills incluyendo las simpáticas botitas de Caterpillar, tomé mi nueva cámara NIKON D4OX, mi mochila y mi bicicleta y salí como alma que lleva el diablo con el objetivo de pasarme un día maravilloso y escaparme un poco de mi acostumbrada rutina.

Leer el capítulo completo...

Al principio, recorrí algunas millas en mi bicicleta en dirección contraria a donde vivo en la búsqueda de algunos sitios interesantes para empezar a disparar el obturador de mi nuevo juguete, pero al ver que el autobús que iba justamente al centro de la ciudad estaba se aproximaba a donde yo estaba, decidí subir en él, colocar mi bicicleta en la parte delantera e ir directo hacia la extrema aventura.

CLICK PARA VER EN GRANDE


En cuanto llegué al centro, lo primero que hice fue buscar dónde ir a desayunar, eran aproximadamente las 10:30 de la mañana y las tripas me estaban gruñendo pidiéndome algo de tragar para de paso alimentar, a las cuantas lombrices que en mi estómago seguramente deben de habitar.

Recordé que en una de las ocasiones que había ido a visitar el centro de Nasville, yo había mirado en algún punto un restaurante mexicano. Y así fue. A los pocos minutos de ir avanzando entre las calles, miré un letrero que decía 'El Rey, Mexican Restaurant'. Ni tardo ni perezoso y con las tripas llorando, entré enseguida para disfrutar de un clásico platillo al puro estilo mexicano.

La atención y el servicio fue bastante rápido en comparación con otros sitios similares, miré el menú por unos instantes y terminé pidiendo unos deliciosos camarones a la diabla que de verdad estaban súper picositos. Como usted lo puede ver en la imagen, esta orden estaba acompañada de arróz, frijoles y 6 tortillas de maiz calientitas. No faltaron en la mesa los tradicionales totopos con su salsa roja para botanear mientras llegaba el plato fuerte. De tomar, pedí una coca cola con hielo.

CLICK PARA VER LA IMAGEN EN GRANDE


Agradezco al Sr. Ignacio manager de este restaurante por permitirme tomar las imágenes correspondientes para ilustrar esta área del reportaje. Por cierto, cuando llegué y como puede verse en la fotografía, sólo había una mesa más ocupada y cuando salí, estaban todas mesas llenas de gente americana o gringos como otros también les llaman. Cabe señalar que el restaunte, cuenta con tres zonas, dos internas y la terraza. En total, hay aproximadamente 30 mesas para entre 2, 4 y 8 personas.

Luego de haber disfrutado de un excelente desayuno, me dispuse a empezar mi recorrido visual por las diferentes zonas que componen el centro de tan hermosa ciudad. Primero, fui a un nuevo puente desde el cual se pueden apreciar con detalle varios puntos de la ciudad. Desde ahi, tomé varias fotografías desde ángulos completamente distintos para preservar en imágenes memorias de un día inolvidable.

Sobre el puente en el que algún día de mi tácito pasado dormí en una de las bancas que a propósito ahí se encuentran, estaban esta vez dos indigentes un mexicano y un gringo acompañados de un perrito negro y miles de agonizantes ilusiones que en ese momento quiero pensar que los tres estaban compartiendo. Les tomé algunas fotografías, charlé con ellos, puse en las manos de cada uno $10.00 dólares excepto en las del perro y me dispuse a continuar mi camino conociendo y viviendo tan de cerca momentos que sin duda alguna marcarán en mi historia una pausa de análisis y exaustiva reflexión.

CLICK PARA VER MAS IMAGENESCLICK PARA VER MAS IMAGENESCLICK PARA VER MAS IMAGENES



Luego y habiendo bajado del puente, traté de subir al famoso edificio de la empresa BellSouth propiedad ahora de AT&T, pero sólo logré tomar algunas imágenes de los alrededores porque me prohibieron la entrada con tan ostentosa cámara profesional en mi poder.

CLICK PARA IR AL BANCO DE IMAGENES GRATUITAS

CLICK PARA IR AL BANCO DE IMAGENES GRATUITAS

CLICK PARA IR AL BANCO DE IMAGENES GRATUITAS


Posteriormente, me dispuse a entrar en diferentes comercios donde se expenden cantidades sorprendentes de souvenirs o recuerditos de la ciudad. Es común ahí mismo encontrar un sinfín de artículos relacionados con la música country. Por algo Nashville es conocida mundialmente como la ciudad de la música country ya que esta ciudad posee una importante industria discográfica. Más antes, era conocida como la Atenas del Sur debido a sus instituciones educativas y a su arquitectura neoclásica... [+]

Entré y salí por la mayoría de los establecimientos que existen en el centro de la ciudad, tomé fotografías como loco aunque está en algunos sitios estrictamente prohibido hacerlo por razones lógicas de seguridad.

Como Fotógrafo sin Fronteras, eso no fue para mi ningún impedimento para que tomara en total más de 500 bellísimas fotografías de una de las ciudades que más admiro en los Estados Unidos de Norteamérica. Y créanme que conozco varias aunque sea por Internet, libros, videos y revistas.

En realidad, Nashville es una ciudad pequeña y es muy común encontrarte en cualquier sitio con personas conocidas. Más aún cuando en mi caso como cajero en una tienda de conveniencia o autoservicio a diario tengo contacto con cientos de personas que viven en la ciudad. Lo digo porque en mi trayecto, pude encontrarme con varias personas que conozco y me conocen y que a la vez disfrutaban también de una visita al centro de la ciudad.

Después de haber entrado a decenas de comercios y habiendo tomado muchas imágenes en el interior de los establecimientos, fui a visitar el famoso 'Hard Rock Café de Nashville'. En ese lugar desde que entré solicité autorización para tomar algunas fotografías. El permiso me fue otorgado y tras observar la infinidad de artículos que decoran el interior del café y que están obviamente relacionados a la música como son discos, portadas de L.P, camisas, trajes completos de conocidos artistas, fotografías, instrumentos musicales y un eterno etcétera, concluí mi visita a ese fantástico lugar sin antes haber tomado algunas imágenes como recuerdo de mi fugaz presencia por tan famoso rincón de la ciudad ubicado a sólo unos cuantos pies del majestuoso Río Cumberland.

Fotos y más fotos.

La cantidad de fotografías que iba tomando por la ciudad iba en constante aumento, ya que como aficionado, cualquier cosa llamaba mi atención. Cualquier cosa era pretexto para disparar el obturador de mi Nikon D40x.

La tarde empezaba a caer y se me hizo propicio iniciar mi recorrido por la infinidad de bares que existen en el centro de la ciudad. Con música country en vivo, estos lugares acaparan la atención de cientos de turistas que desde diversos lugares del país e incluso extranjeros como yo vienen para adentrarse un poco más en la famosa cultura musical de Nashville Tennessee.

Los artistas, suelen tocar y cantar en estos sitios sólo por propinas y es muy común ver a la gente que frecuenta estos sitios depositando billetes de hasta $100.00 dólares en los recipientes que previamente han sido colocados para tal efecto.

Artistas y más artistas...

Entre más cae la tarde y se aproxima la noche, la aglomeración de personas empieza a distinguirse como ríos de vino derramados entre las calles de la ciudad.

Muchos sitios para comer, nieves, dulces, cerveza y música...

La combinación de elementos que se viven en la ciudad, es digna de pasarse horas enteras disfrutando de una por demás balanceada armonía que sólo te deja al final un exquisito sabor de boca y las ganas etéreas de regresar...

Fue en uno de esos bares que mi emoción llegó al límite cuando un artista interpretaba una famosa canción que Alan Jackson hiciera tan popular algunos años atrás. No pude resistirlo y de inmediato solicité a la mesera una deliciosa cerveza corona bien fría acompañada con limón y sal. $5.00 dólares por la cerveza y $5.00 dólares más de propina para el artista.

CLICK AQUI PARA IR AL BANCO DE IMAGENES


El servicio en esos lugares, es de lo mejor. Instantáneo y servido por hermosas chicas americanas que en cada orden derrochan sensualidad y entremezclan dosis efímeras de sueños prohibidos, fantasías aligeradas de colores neón y con exóticos olores que combinan y contrastan con un tenue escape hacia la libertad.


Durante mi trayecto, hubo varias cosas que llamaron mi atención. Por ejemplo, al dar la vuelta en una esquina con mi bicicleta, me encuentro con un sujeto de esos que viven su vida en las calles haciendo de todo para sobrevivir. El tipo estaba inflando unos globos para colocarlos sobre su perro argumentando que era su cumpleaños (del perro). Y vaya que estaba llamando la atención de muchos turistas y ganando dinero pues el ingenioso tipo había colocado previamente una cajita con la palabra 'tips' (propinas) y todos hasta yo, tuvimos la gentileza de admirar y valorar su creatividad con algunos dólares.

CLICK PARA IR AL BANCO DE IMAGENES GRATUITAS

CLICK PARA ENTRAR AL BANCO DE IMAGENES GRATUITAS


Aunque reconozco haber tomado más de 500 fotografías durante mi recorrido por la ciudad de Nashville, es una verdadera lástima el no tener la forma de compartirlas con ustedes. Sin embargo, ya iré colocando algunas en este mismo post y otras servirán para ilustrar próximos capítulos del Reportero sin Fronteras.

Esto ha sido todo por hoy y espero que al igual que yo, se hayan adentrado un poco más en la verdadera esencia de lo que significa conocer de cerca retazos de olores, colores y sabores de una mágica ciudad en constante y pleno desarrollo

DIOS LES BENDIGA SIEMPRE...

______________________________________________________________

PUBLICIDAD: Banco de Imágenes Gratuitas
______________________________________________________________

Suscríbase a nuestro feed [NEW]
Si desea recibir nuestras actualizaciones en su correo electrónico, introduzca sus datos haciendo click aquí. [NEW]
Regresar a la página principal [NEW]
Ver el ÍNDICE GENERAL de todos los capítulos [NEW]

En el RiverGate Mall comprando mi NIKON D40X

CAPÍTULO 60
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes|English Version (New!)

Pues nada, que efectivamente, el día de ayer miércoles por la tarde, me fui de compras con mi amigo 'Rocas' al RiverGate Mall ubicado en 1000 Two Mile Pkwy., Suite G-3 Goodlettsville, TN área periférica de Nashville y a donde usted puede llegar siguiendo estas indicaciones cortesía de MapQuest.
Como lo conté en su momento mi cámara anterior compacta digital Sony Cybershot DSC W80 fue vendida a mi amigo 'Rocas'.

Leer el capítulo completo...

El motivo de la venta gracias a Dios no fue precisamente porque necesitara dinero, sino porque ya estaba en mi mente la próxima adquisición de un mejor equipo fotográfico para ir tomando en mi tiempo libre algunas imágenes y tomar más en serio mi papel de Fotógrafo sin Fronteras contribuyendo con ello a preservar la historia cultural de una gran ciudad dentro de la Unión Americana.

Como en repetidas ocasiones lo he mencionado, Nasville es una ciudad bellísima que bien merece la pena crear paso a paso una pequeña historia a través de sutiles imágenes que den vida a fragmentos literarios que en futuro podrían ser escritos.

Pero bueno, sin tantos preámbulos, vayamos directos al grano...

Desde hace quizás 1 mes, he estado investigando a profundidad sobre los diferentes tipos de cámaras que existen, resoluciones, marcas, modelos, precios y características en general.

Dentro de mi investigación, me he servido de sitios físicos y virtuales como: XatakaFoto, Quesabesde, Dpreview, Adorama, BroadWayPhoto, CircuitCity, BestBuy, ElectronicXpres e incluso Walmart.
La cantidad de marcas y modelos de cámaras digitales que existen en el mercado así como sus precios y elementos incluídos como son lentes, memorias, tripíes, bolsas para transportarlas, kits de limpieza, DVDs didácticos y otras cosas, hacen que una persona normal como yo que recién desea adentrarse en el mundo de la fotografía profesional empieze a dudar sobre qué equipo le conviene realmente adquirir.

Sin embargo y tras haber leído suficiente información en la red, yo estaba decidido a comprar un modelo de las marcas CANON o NIKON. Ninguna otra marca estaba atrayendo más mi atención que esos dos íconos de la fotografía digital profesional a nivel mundial.

Sabía de antemano que eran equipos muy caros, pero sabía también que eran equipos que están hechos para toda la vida, pues la calidad de sus materiales, ajustes y precisión de sus elementos internos y externos son creo yo elaborados con absoluto control para ofrecer lo mejor dentro del mercado de la fotografía digital.

En cuanto llegó 'Rocas' a mi casa y tras enterarse que deseaba comprar una cámara digital profesional, lo primero que hizo fue recomendarme ir al RiverGate Mall.

*Vea usted algunas fotografías de este majestuoso centro comercial. Las fotos, son propiedad de Dead Elvis y están alojadas en Pbase. También podría usted ver más de 1000 fotografías de la Ciudad de Nashville de este mismo autor.

Después de manejar por algunos minutos, estábamos entrando por uno de los accesos laterales de uno de los Complejos Comerciales más famosos en la Ciudad.

Como por arte de magia, apenas caminamos unos pasos y estábamos parados justo enfrente a una tienda dedicada exclusivamente a la venta de equipos fotográficos llamada 'WolfCamera' que pertenece por cierto al grupo empresarial 'RitzInteractive', red de negocios por Internet con base en 2010 Main Street, Suite 400, Irvine, California.

Estando ahí, lo primero que hicimos fue ir directamente al grano y aprovechando la gentileza de una excelente vendedora, solicitamos más información sobre los equipos, marcas, modelos y precios.

Con absoluta pasciencia, la persona de ventas nos mostró algunos equipos y en pocos minutos comprobé que estaba yo en lo correcto al haber elegido previamente a estas dos marcas Canon y Nikon pues fueron justamente la que ella volvió a recomendarnos.

Tras revisar algunas equipos, me decidí por la bellísima Nikon D40X...

Esta cámara, tiene mucha similitud con la Nikon D80 que también posee grandes ventajas y que están justamente en la rama de las cámaras SLR profesionales.

Aprovechando que la tienda tenía un kit que incluía la Nikon D40X, dos lentes, una bolsa para transportar la cámara, 2 DVDs y 18 clases de fotografía impartidas por fotógrafos de reconocido prestigio y la impresión gratuita de 20 fotografías en tamaño póster, de inmediato compré todo eso por sólo $1,200.00 dólares incluyendo una tarjeta SD de 1 giga para tomar aproximadamente 160 imágenes en la máxima resolución que son 10.2 megapixeles.

Ya por la noche, 'Rocas' tuvo la amabilidad de invitarme a cenar y concluí de esa forma un día que sin duda alguna, recordaré por siempre, pues fue precisamente el día que pude tener en mi manos por primera vez en mi vida una cámara profesional Nikon D40X.

Por cierto, mi tío que espere algunos días más para recuperar su dinero. Finalmente, él tuvo la culpa por haberse ido de vacaciones a Europa justamente cuando yo tenía disponible su dinero y la férrea voluntad de liquidar con él mi deuda.

En resumen, agradezco a Dios la gran oportunidad de estar consiguiendo todo lo que me voy proponiendo, hasta este tipo de caprichos que quizás en México, jamás hubiese podido tener.

Le agradezco también a usted que se toma algunos minutos de su tiempo para seguir de cerca mi historia, fragmentos inequívocos de un futuro incierto y hasta cierto grado, superflúo.

Hasta pronto...

______________________________________________________________

PUBLICIDAD: Banco de Imágenes Gratuitas
______________________________________________________________

Suscríbase a nuestro feed [NEW]
Si desea recibir nuestras actualizaciones en su correo electrónico, introduzca sus datos haciendo click aquí. [NEW]
Regresar a la página principal [NEW]
Ver el ÍNDICE GENERAL de todos los capítulos [NEW]

Toma chocolate y paga lo que debes...

CAPÍTULO 59
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes|English Version (New!)

El título de este artículo, hace referencia a un refrán popular mexicano muy conocido y que de manera superflúa sintetiza el contenido de este post en particular que hoy me congratulo en poder compartir con todos ustedes.

Las personas que han seguido de cerca mi historia desde que crucé la frontera hacia los Estados Unidos, deberán recordar que cuando estaba en Monterrey México, me encontré con un gran problema pues la persona que me ayudaría a cruzar la frontera me cobraría $2,000 dólares y solamente tenía $900.00 dólares disponibles.

Leer el capítulo completo...

Recordarán también que realicé algunas llamadas y me puse en contacto con mi tío Juan Carlos Ávila Grijalva que vive en la Ciudad de Dallas, Texas para solicitarle un préstamo de $1, 100 dólares y así poder pagar el precio de pisar esta hermosa tierra Norteamericana.

No se los había comentado, pero cuando me vine de Dallas TX a la ciudad de Nashville TN, yo estaba aún trabajando con Efraín en la colocación de carpeta y este muchacho me debía a la fecha un cheque por $200.00 dólares de la clásica semana de fondo que en la mayoría de trabajos exigen los contratistas, pequeñas, medianas y grandes empresas. Sin embargo, el día que yo decidí abandonar la ciudad de Dallas TX, él no tenía disponible ese dinero y le dije que por favor se lo llevara a mi tío Juan Carlos para aminorar la deuda que yo tenía con él por las razones mencionadas.

Efraín y mi tío son grandes amigos y en algún momento fueron socios comerciales. Si todo salío como estaba planeado, le debo a mi tío actualmente $900.00 dólares.

Quizás por la confianza que siempre hubo entre Efraín y yo, no he tenido la curiosidad de preguntarle a mi tío si de verdad le entregó mi dinero.

Yo espero que sí, y si no lo hizo, ya lo pagará con Dios...

Ahora, la primera razón por la que no le ha sido envíado el dinero restante de regreso a los bolsillos de mi tío, obedece a razones lógicas.

La primera, se debe a la cierta e incierta desestabilidad monetaria por la que estuve atravesando en los meses pasados. Pues de sobra conocen mi anterior situación financiera la cual jamás me hubiese permitido ahorrar esa cantidad para liquidar la deuda con mi tío Juan Carlos.

La segunda razón, es que mi tío siempre me dijo: 'tómalo con calma, no te presiones'. Y pues cómo iba a pasar por alto esa recomendación que a mi conveniencia, era un consejo de sabios que debía tomar en consideración.

Sin embargo, desde hace algunos días y analizando mi nueva situación económica, consideré que era el tiempo propicio para pagar mis deudas y liberar un poco mi disco duro eliminando archivos innecesarios.

Después de todo y aunque mi tío tiene dinero de sobra, no está de más poder corresponder a la gentileza que en su momento tuvo conmigo cuando más lo necesitaba.

Así que de inmediato, busqué en mi vieja libreta de direcciones su teléfono y traté de ponerme en contacto nuevamente con él para ajustar cuentas y de paso compartir mi alegría por esta nuueva etapa que ahora estoy viviendo y la cual me ha traído grandes satisfacciones personales...

Para mi mala o buena suerte, uno de los empleados de mi tío me contestó diciéndome que él estaba de vacaciones por Europa y que sería hasta en dos o tres semanas más que él estaría de regreso en los Estados Unidos de NorteAmérica.

En base a este inesperado suceso, he tomado la determinación de esperar a que él regrese de sus vacaciones por Europa y mientras tanto, estaré preparado con su dinero para realizar la transacción apenas él haya pisado Estados Unidos nuevamente.

Reconozco que tardé mucho tiempo en poder ahorrar para pagar la deuda con mi tío, pero es por todos sabido que mi situación económica no era la más apropiada para agilizar el proceso. Sin embargo, sé que en algunos días más podré liberar mi conciencia pagando esta deuda que ya empieza a darme algunos dolores de cabeza.

Gracias nuevamente por la atención de su lectura y le invito a estar pendiente de la tercera parte de la serie 'Definiendo el Sueño Americano'. [Parte 1]-[Parte 2].

QUE EL AMOR, LA LUZ, Y LA PAZ DIVINA DEL SEÑOR, ESTÉN CON USTEDES.
_________________________________________________________________

Suscríbase a nuestro feed [NEW]
Si desea recibir nuestras actualizaciones en su correo electrónico, introduzca sus datos haciendo click aquí. [NEW]
Regresar a la página principal [NEW]
Ver el ÍNDICE GENERAL de todos los capítulos [NEW]

Definiendo el Sueño Americano (Parte 2)

CAPÍTULO 58
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes|English Version (New!)

Para todas aquéllas personas que lograron sumergirse de manera inmediata en la primera parte de la serie 'Definiendo el Sueño Americano', hoy les invito a continuar la lectura de esta emocionante historia que al final nos dejará a todos un cúmulo de reflexiones a cerca del porqué fue que tomé la determinación de viajar hacia la Unión Americana un día 7 de noviembre del año 2006...

Si bien recordarán en el capítulo anterior nos quedamos en que después de haber tocado fondo emocional y económicamente la fortuna y la buena vida habían regresado nuevamente a mi por azares del destino y más que eso, por la infinita gracia y poder de Dios nuestro Señor.
Leer el capítulo completo...

SILVIA, UN ELEMENTO IMPORTANTE EN LA EMPRESA
Mujer de desiciones en constante movimiento

Silvia, desde siempre había sido una excelente amiga y una persona dedicada a ejercer con profesionalismo su trabajo. Sivia era de las personas que siempre estaban atentas al buen desarrollo de cualquier proyecto anteponiendo para ello cualquier cosa que estuviera en sus manos para lograr siempre los mejores resultados.

Mi primo Alejandro, estaba conciente de que necesitábamos trabajar en equipo para avanzar y así poder él también participar de las grandes utilidades que una empresa como esa podría darnos a los tres, yo siempre les decía que ese proyecto era un enorme pastel de tres leches, relleno de durazno y fresas con crema y que para todos había grandes rebanadas si sabíamos cómo dirigir el timón de ese barco imaginario...

CAPITAL SUFICIENTE Y NUEVAS IDEAS
Teníamos la experiencia y el deseo de triunfar

Para entonces, yo contaba con un excelente capital que me permitío comprar tres pequeñas máquinas eléctricas para sellar las bolsitas de botanas, compré bolsas de celofán especiales en diversos tamaños, mandé a suajar los cartoncitos por miles y éstos ya traían 12 cuadritos precortados para colocar simplemente la cinta canela y pegar posteriormente las bolsitas llenas de los diferentes productos que la empresa iba a distribuir en las diversas tiendas de la ciudad.

Empezamos a trabajar muy fuerte en horarios bastante forzados, yo y mi primo nos levantábamos a las 6 de la mañana y empezábamos a preparar los productos. Él al principio era el encargado de mantener suficiente producto envasado, Silvia le ayudaba y yo me encargaba de distribuir las botanas en mi bicicleta por la ciudad.

Lanzamos diversas promociones, regalamos miles de bolsitas pequeñas con productos varíados para hacernos más publicidad, nuestros productos se estaban comercializando bastante bien y los tres estábamos muy contentos por los resultados.

LAS TANDAS POPULARES
sistema informal de ahorro entre conocidos

Mi ex esposa, me había enseñado el arte de participar en 'TANDAS', una especie de ahorro entre 10 ó más personas que consiste en ir dando ciertas cantidades semanal, quincenal o mensualmente y cuando llega la fecha del número que uno haya elegido, recibe el total de todo lo que las demás personas están aportando al sistema de ahorro. No veo otra manera de explicarles sobre las tandas, pero seguramente varios de ustedes también han hecho uso de este eficaz sistema de ahorro que permite tener en cierto momento una gran cantidad de dinero en efectivo para realizar inversiones, pagar deudas, comprarse algo que siempre quizo comprarse, irse de vacaciones o cualquier otra cosa que no podría hacer sin el magnífico invento de las tandas.

Por esos mismos días, yo recibí una tanda de $11, 000 pesos y miren lo que son las cosas que al que tiene el caballo le ofrecen la silla de montar. Desde algunos días atrás, yo le estaba hechando el ojo a un local comercial cerca del departamento donde vivíamos yo y mi primo. La idea al principio era abrir un establecimiento dedicado exclusivamente a la venta de botanas a granel.

Una mañana, cuando estaba por la zona repartiendo en las tiendas mis productos, el dueño del local estaba haciéndole algunos arreglos y aproveché para preguntarle sobre el precio de renta, requisitos y algunas otras cosas relacionadas con los pagos de servicios.

En breve, llegamos a un acuerdo y fijamos una fecha para poder pagar el depósito y el primer mes de renta por el uso del local comercial.

En un abrir y cerrar de ojos, yo había firmado un contrato por un año de uso de un local en una zona en la que para ser sincero desconocía el movimiento comercial y para ser más sincero, estaba aún indeciso sobre qué era lo que realmente podría funcionar ahí.

Iba en chinga con mi bicicleta de bajada cuando un anuncio en una casa particular hizo que frenara de inmediato quemando llanta al estilo de los clásicos y nacos mexicanos que viven en los Estados Unidos y que después de unas cervezas se sienten los reyes del mundo olvidando que sólo son y somos mierda en el camino.

El anuncio decía: 'Por no poder atenderlo, transpaso equipo para cibercafé'

De volada bajé de mi bicicleta que por cierto había comprado también en costco con otra tanda a un precio de más de $3 000 mil pesos mexicanos.

Presioné el botón del Interfón y me contestó un muchacho diciéndome que enseguida me iba a atender. Salió y rsultó ser casi un escuincle de 17 años, hijo de ricos y uno de esos niños bien que todo les compra papá y que desconocen por completo el valor real de las cosas. Me contó la historia, me dijo que su padre tenía mucho dinero y que le había puesto ese cibercafé para que se entretuviera, pero que ahora él necesitaba ir a estudiar a Europa y que no podría atender el negocio.

Con una mirada de experto en negocios, revisé las cosas, eran 6 computadoras COMPAQ presario, 6 mesas Printaform, 3 cámaras web, 3 pares de audífonos, un Escáner, una Impresora y todos los periféricos correspondientes como ratones, bocinas, teclados y cables.

Le dije que cuánto quería por todo el equipo, que yo recién había adquirido en renta un local comercial a tan sólo 2 cuadras de ahí y que sería buena idea abrir en ese lugar un Café Internet.

Me hechó su rollo diciéndome que las computadoras eran originales, que tenían licencias de Windows XP, que estaban en buenas condiciones, que les tenía cierto cariño y sentimientos encontrados y cuando vi que casi lloraba, le volví a preguntar en la cantidad que él pensaba recibir por su equipo informático.

Me dijo que el precio era de $18,000 pesos, pero que yo le dijera cuanto estaba dispuesto a pagar. Le ofrecí $10,000 y me pidió $14,000. Le ofrecí $11,000 y me dijo que sí. Cerramos el trato y al día siguiente fui a pagarle todo su dinero, me entregó el equipo y aprovechamos con mi primo y un vecino para llevar las computadoras al local comercial.

Al día siguiente, solicité que Silvia y Alejandro me ayudaran a limpiar el local, lavamos muy bien y pintamos el interior y exterior del establecimiento.
Monté el equipo, contraté un rotulista y a los tres días estábamos abriendo un cibercafé cuando nisiquiera por nuestras mentes había cruzado esa idea.

No era nada nuevo para mi, conocía el ramo, sabía y sé instalar redes, tengo experiencia en asuntos relacionados con Internet, sé usar software básico y de diseño, no era nada nuevo, era algo que yo ya conocía y que por tanto me daba grandes ventajas al momento de manejar las finanzas y todo lo relacionado a las inversiones.

Ya con experiencia por el negocio que más antes había tenido, pensé que comprar artículos de papelería sería un buen complemento para el cibercafé a la par de estar ofreciendo más productos y servicios en un mismo lugar.

Ahí mismo y como el local era bastante grande, separamos una zona para botanas, papelería, dulces y chocolates. Compré después una copiadora, una impresora láser y una DeskJet ambas de HP.

Las cosas iban bastante bien, estábamos disfrutando de grandes utilidades y en poco tiempo estábamos siendo reconocidos y admirados por nuestra capacidad organizativa y plena dedicación a uno más de nuestros sueños.

Una de esas tardes en las que regresaba de haber ido a vender mis dulces y botanas al Palacio Municipal, casi me voy de nalgas cuando en mi computadora principal y senatada en mi silla de piel giratoria se encontraba una hermosa mujer de pelo rizado, cuerpo de venus, sonrisa encantadora, mirada seductiva y aroma de rosas.

Antes de ir directamente hacia ella, me dirigí hacia la bodega del local donde se envazaban las botanas y lugar que también nos servía de cocina y baño.

Ahí, estaba mi primo Alejandro que había llegado un poco antes que yo y le pregunté que quién era esa belleza que estaba en mi silla y con una sonrisa irónica me dijo: Es que acaso no la conoces?. Ella es 'Luz de Luna'. Me lleva la chingada, cómo así?

Yo sabía que Luz de Luna era hermosa, pero, cómo así?

Se había hecho acaso una cirugía completa o es que había tomado alguna pócima secreta. Ella era otra mujer, era bellísima, tenía sus te... más duritas, sus nal... más redonditas, olía exquisita, en fin, era otra mujer.

Cuando salí de mi asombro, fui hacia ella y lo primero que hice fue abrazarla y besarla con mucha pasión. Teníamos más de un año sin vernos.

Caray, para qué describir lo que hicimos en la alfombra, si basta con resumir que le besé hasta la sombra.

Entonces, ella regresa a mi vida y a mis negocios con el puesto de encargada del cibercafé, aunque por la experiencia vivida con ella en el pasado, debo decir que el trato hacia ella era por demás diferente. Le pagaba como a una empleada aunque reconozco que por el hecho de que teníamos sexo con frecuencia, le daba un pago diario de una moneda que estaba de moda en esos días y que era de $100.00 pesos.

Cada día por la tarde, ella iba a casa con una momeda de $100.00 pesos.

Ella estuvo conmigo aproximadamente un mes y cuando se dio cuenta que ya no era el mismo de antes que derrochaba mi dinero en ella, se alejó.

Para esto, Silvia siempre estuvo al pendiente de todos mis movimientos y debo ser franco al decir que Silvia también era mi amante, pero que al saber la historia completa de mi vida, no tuvo jamás una actitud contraria a mis acciones, me dejaba que yo hiciera lo que quisiera, pero cuidaba siempre mis intereses personales.

Una de esas tardes yo había ido a comprar dulces a una tienda de mayoreo cuando vi pegado sobre la pared un anuncio que decía: 'Vendo motocicleta Honda C90 seminueva modelo 2003'. Aunque en ese momento no estaba en mis planes comprar una motocicleta, era evidente que la necesitaba pues la cantidad de tiendas a las que estaba llegando nuestros productos eran cada dia más y la bicicleta me estaba rozando el culo en las subidas y bajadas de la ciudad de Xalapa.

Me puse en contacto con la persona que vendía la motocicleta y me dijo que el precio era de $15,000. Que era de su hermana, pero que ella estaba en Canadá estudiando y que le había autorizado a él venderla pues ella pensaba comprarse un auto.

Mi ahorro para ese momento era de $5 000 pesos, todo lo demás estaba invertido en las cosas que he mencionado. Le fui sincero y le dije que nosotros éramos estudiantes y que necesitábamos la motocicleta para repartir nuestros productos y poder pagar así nuestras colegiaturas, libros, renta y alimentación.

Él me dijo que le parecía una causa noble y que me la vendería en $12,000 pesos, que le diera los $5,000 que tenía en ese momento y que me daba dos meses para pagarle el resto. Así lo hicimos y lo más curioso es que nunca en mi vida había manejado una motocicleta. En el mismo instante que me la entregó, me enseño las cosas básicas y como es una motocicleta semiautomática, no tardé más que algunos minutos en controlarla. Lo demás, lo hizo la práctica en la mejor escuela, la vida.

UNO DE MIS HERMANOS ME PRESTA $30, 000 PESOS
Aumenta la inversión, aumentan las ganancias.

El negocio necesitaba otra apariencia y en uno de mis viajes a mi ciudad natal México Distrito Federal, solicito a mi hermano Carlos Eduardo un préstamo de $30,000 pesos para comprar más mercancía y algunos aparadores de aluminio y cristal para darle un nuevo look al establecimiento. Me los presta y los invierto.

Ahora, teníamos una motocicleta, una bicicleta, un cibercafé con papelería, copiadora, impresora, escáner, bellos aparadores de aluminio y espejos repletos de regalos, peluches, dulces, botanas, chocolates, una cartera de más de 50 tiendas a las que les surtíamos nuestros productos y el futuro se miraba claro y más transparente que las aguas del canal de chalco.

LLEGAN VARIAS MUJERES MÁS A MI VIDA
Y con ellas se va, lo que tanto tardó en llegar.

Con un negocio próspero, empecé a ser el foco y objetivo de una que otra astuta muchachita que sólo buscaban la manera de obtener dinero fácil a cambio de sexo pero de una forma sutil, yo le llamaría prostitución inteligente. Y lo obtuvieron.

Primero, llega una hermosa nena que era parte de una Rondalla Femenil y que llamaré Lizbeth, chica de 19 años, hermosa, atractiva y sabrosa, logra seducirme de tal forma que acabo gastándome con ella un poco más de $3,000 pesos en un par de semanas.

Como puedo, me deshago de ella pues algo muy dentro de mi se revelaba y me hacía pensar en que no debía de gastar así de fácil lo que había conseguido de manera tan difícil. Entonces, llega Nadia chica de preparatoria, 17 años de edad que con el pretexto de que venía de provincia a estudiar a la ciudad, se acerca a mi y empiezo a gastar en ella cantidades considerables de dinero. Una semana, $1,000 pesos y se va.

Llegaría después Ana María, bellísima nena de Coatzacoalcos que estaba estudiando la Univesidad en Xalapa, 15 días con ella, $2,000 pesos y se va.

Luego, conozco en uno de mis viajes a la ciudad de México a una hermosa doctora titulada recién egresada de la Universidad que llamaré Liliana. Me enamoro de ella y en un mes de relación sentimental, gasto aproximadamente $5,000 pesos. Luego ella se va a la ciudad de Veracruz y empiezo a viajar para ir a verla gastándome en otro mes quizás $3,000 pesos más. Terminamos porque ella regresó a México D.F.

Los negocios débiles, pero seguían avanzando...

Silvia no paraba de darme consejos, estaba desesperada por la forma en la que estaba gastando el dinero con otras mujeres. A ella nada le faltaba, pero aún así se preocupaba por el futuro de mis negocios.

La red de tiendas a las que llegaban nuestros productos, empieza a crecer y me veo en la necesidad de obtener más capital para responder a ese mercado emergente que demandaba más y mejores productos y servicios.

Haciendo uso nuevamente de mi creatividad, lanzé una promoción para hacer accionistas a cada uno de los propietarios de las tiendas a las que llegaban mis productos. Tomando como base un sistema paralelo de inversión, cada uno de mis clientes podía comprar una acción con un costo de $100.00 pesos ganando el 7.3% de utilidades mensuales.

ESO FUE UNA BOMBA, TODOS QUERÍAN INVERTIR.
Ellos sabían que mi empresa era fuerte...

La persona que menos acciones compraba, eran 3, la mayoría compraba 5, 10, 20 y hubo quien compró 50 acciones de inversion paralela con intereses avanzados.
Además de los intereses, la tienda ganaba un 3% de descuento en cada venta y se le proporcionaba al propietario un cartoncito con 12 bolsitas surtidas para su familia y 25 bolsitas pequeñas para regalar a los clientes cada semana.

TODO IBA VIENTO EN POPA
Pero llegan más mujeres

Mis ventas aumentan un 300% y empieza a llegar a mis manos mucho más efectivo. Uno de mis más grandes defectos, es la falta de control administrativo, lo acepto públicamente y esa es la causa por que las cosas toman un camino inesperado.

Con más dinero en mi poder, busco más mujeres y la lista empieza a crecer. Basta con decir que para mencionarlas a todas y con ellas cada una de las experiencias vividas, necesitaría un blog aparte con cientos de horas de trabajo en la redacción.

Dicen que para muestra basta un botón y por ello mismo me permito compartir con todos ustedes un mensaje de audio que antes de partir a los Estados Unidos grabé para una nena a la que al igual que otras tantas le tuve sentimientos especiales.



Yo soy así, romántico y loco, cariñoso y soñador...

Xalapa, aparte de ser una ciudad bellísima, posee sin temor a equivocarme una de las mayores concentraciones de mujeres hermosas en el país. Esto se debe en gran parte a que Xalapa es una ciudad cultural repleta de escuelas, preparatorias, universidades, institutos, colegios, escuelas privadas, etc.

Dicho lo anterior, es lógica toda esa colección de lindas niñas que durante el período de clases se miran por toda la ciudad.
Lindas ellas con sus minifaldas de colegialas coquetas y seductoras.

Xalapa además, posee una de las mayores industrias de prostitución en el estado y lo más común, es ir a casas particulares donde por solamente $50 pesos tienes acceso a ver todas las chicas de preparatoria y universitarias que sutilmente desfilan frente a tus ojos en provocativa lencería y se prostituyen en diversas zonas de la ciudad camuflageadas con casas de alquiler para pupilos y pupilas.

El número de mujeres que pasaron por mi vida sexual durante mi estancia de 10 años en la ciudad de Xalapa, es sorprendente, me atrevo a decir que es increíble y hasta cierto punto digno de una actitud enfermisa y ligada exclusivamente al sexo sin amor, al placer de satisfacer un maldito vacío que en vez de llenarse se hacía cada vez y más profundo con el paso de los días.


CERRANDO EL CIBERCAFÉ Y AL SUELO OTRA VEZ
El daño estaba hecho, el negocio en bancrrota.

Luego de haberme comido tantas frutas, luego de haber conocido tantos aromas, tantas esencias, tantas vidas y tantas experiencias, hago un inventario y con una cara de mujer extriñida me doy cuenta de que estoy en absoluta quiebra.

De inmediato, me declaré en bancarrota, puse un anuncio en el periódico y transpasé el Café Intenet. Aún me quedaba suerte y logré vender el negocio al doble de lo que estaba valuado usando para ello técnicas de inflación de costos. Por ejemplo si la impresora láser me había costado $1200 pesos, la reporté en el inventario en $2, 400 pesos y así hice con todo. Valúe el negocio en $70, 000 cuando en realidad no había más de $40, 000 pesos en existencias generales. Sé que eso fue un fraude, pero no me quedaba otra alternativa.

Y lo más curioso, fue que la persona que me compró el negocio y quien por cierto es un accionista de una reconocida empresa de paquetería en Xalapa como FedEx, vendió el negocio en $80,000 una semana después a su propio cuñado. Eso sí es amor familiar.

Con un cheque de $70,000 pesos en mis manos, ganas no me faltaban de irme de vacaciones a Europa con alguna linda nena de preparatoria, pero decidí por una pinche vez en mi vida ser responsable y afontar las consecuencias de mis actos.

La venta del negocio, no incluía la motocicleta, la mejor computadora que había en el CiberCafé, una impresora láser blanco y negro, una mesa Printaform, ni toda la infraestructura de la empresa de botanas, por lo que 'aún no estaba en la ruina absoluta'. Lo estaría después, solamente un poco después.

PAGANDO DEUDAS Y PAGANDO ACCIONES.
Eso me hizo grande, eso me hizo hombre.

Primero, me tomé una semana de vacaciones sumido en la soledad de mi departamento, mandé a descansar una semana también a mi primo y a Silvia, yo quería estar solo, necesitaba reflexionar...

Una semana después, regresó mi primo y regresó Silvia, ellos seguían firmes y aún con mis grandes errores, seguían confiando en mi como ese líder innato que siempre les hice creer que fui. Ellos estaban conmigo en las buenas y en las malas.

Ese día que regresaron, nos tomamos unas cervezas y acabamos en la cama. Yo con Silvia y él con su novia Karla.

Al día siguiente por la mañana, pusimos todas las cosas en orden, terminamos de traer las cosas que no estaban incluidas en la venta del negocio y por error hasta algunas que sí, acomodamos todo y montamos la empresa de botanas nuevamente en el departamento. Nada había pasado.

Lo primero que hice, fue tomar mi cheque, fui al banco y realicé una transacción por $30,000 pesos para mi hermano Carlos Eduardo. Luego, fui a cada una de las tiendas y hablé con todos los accionistas, me declaré ante ellos en bancarrota y devolví el dinero con todo y los intereses generados. Pagué la parte que faltaba de la motocicleta, pagué mis servicios de renta, agua, luz, teléfono, servicio de Internet, cable, surtí mi despensa para todo el mes, compré 24 cervezas para tener en mi refrigerador, una botella de tequila y me quedé con solamente $1 000 pesos. Nada más que eso, sólamente, $1000 pesos.

Con solamente $1000 pesos, el día siguiente tomé mi motocicleta y fui al centro de la ciudad a comprar materia prima para continuar la venta de las botanas en las tiendas. Después de la tormenta, todo lo que nos quedaba eran limones, tendríamos que hacer una rica limonada si es que aún pensábamos continuar en el variable y por demás difícil universo de los negocios.

CREANDO LA QUINTA Y ÚLTIMA EMPRESA (ACTUALIZADO Octubre 9, 11:30 am)
Una agencia de Publicidad

Paralelamente a la comercialización de las botanas en las tiendas, yo me dedicaba en las noches y en mi tiempo libre a ejercer mi profesión como Diseñador Gráfico manejando diversos programas como Photoshop CS2 versión de este programa que recién había sido lanzada en Abril 2005, Illustrator, QuarkXpress, Corel Draw y otros más relacionados al diseño haciendo diversos trabajos para clientes que había conseguido en Palacio Municipal y en algunos establecimientos comerciales en la ciudad como ópticas, laboratorios médicos, almacenes, papelerías, dulcerías, etc.

Fue así como al darme cuenta que tenía las herramientas para crear una agencia de Publicidad, decidí montarla ahí mismo en el departamento y hacer una campaña para conseguir más clientes y volver a recuperar el terreno perdido.

Para esto, debo decirles que a raíz de que cerré el Café Internet, caí en una fuerte depresión de la cual no me pude recuperar y dejé de hacer varias cosas como ya no ir jamás a vender mis dulces al Palacio Municipal aún cuando ahí había mucho dinero de por medio y relaciones sociales que de pronto podrían ser lo suficientemente benéficas en el desarrollo de mis empresas.

El proyecto de la Agencia de Publicidad, me resultaba muy interesante pues es una área que domino y que además en Xalapa como en muchos otros lugares, es bastante redituable.

CREANDO UNA EMPRESA DE SERVICIOS MÚLTIPLES
Para que la Agencia funcionara, necesitaba contactos...

Yo tenía el software y la creatividad, pero no contaba con el equipo de impresión para finalizar los trabajos que cada cliente me fuera solicitando. Así que decidí una tarde ir a...

ESTA HISTORIA CONTINUARÁ...
No se pierda la tercera parte de la serie: 'Definiendo el Sueño Americano'

Definiendo el Sueño Americano (Parte 1)

CAPÍTULO 57
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

Aún recuerdo como si hubiese sido ayer cuando tomé la absoluta determinación de dejar mi país, mi familia, mis amigos, mi novia y todas las muchas o pocas cosas que con el tiempo había acumulado y que para ser sincero se estaban empolvando.
En ese instante y presa del pánico escénico por haber una vez más fracasado en mis empresas, lo que más me urgía era buscar una rápida salida y huir hacia un nuevo destino en la búsqueda inmediata de más y mejores oportunidades.

Leer el capítulo completo...

Las personas que me conocen, que son demasiadas y que leen este blog, saben que cuando estuve viviendo por 10 años en la Ciudad de Xalapa, en el Estado de Veracruz, México, logré crear CINCO PEQUEÑAS EMPRESAS dedicadas a proveer diferentes servicios en distintos sectores de la población.
Imágenes de Xalapa: [1] [2] [3]

La primera empresa surge cuando tras estar trabajando en una agencia de publicidad como diseñador gráfico bajo plataformas Macintosh, fui despedido por haber solicitado un aumento de sueldo.

Leer artículo completo»



En ese tiempo yo recién acababa de terminar mis estudios en Informática y estaba viviendo en una humilde habitación a sólo 50 metros de donde trabajaba.

Por esos mismos días yo estaba iniciando una relación sentimental con una gran mujer que llamaré 'Princess' (Princesa) y que hacía apenas algunos días había llegado a Xalapa procedente de México Distrito Federal, lugar también donde yo había nacido algunos años atrás.

Nuestra relación se notaba firme, pero yo estaba desempleado y ella recién estaba iniciando un negocio dedicado a la papelería.

A los pocos días, fui contratado por otra renombrada agencia de publicidad en la ciudad trabajando en la Torre Ánimas, famoso edificio que goza de un gran prestigio por albergar solamente a reconocidas empresas y por ser el más alto, moderno y elegante de toda la ciudad.

El sueldo ahí era bastante bajo y renuncié cuando realicé una serie de hermosas portadas para unos libro muy importantes de la S.E.C y me negaron los créditos apareciendo en el área editorial el nombre de mi jefe inmediato en lugar del mio aún cuando yo había sido el creador de aquellas obras de arte.

Habiendo renunciado en 'Página 4' que es el nombre de la empresa, decidí empezar un negocio propio con una pequeñísima inversión que era en realidad todo lo que me quedaba después de algunos gastos necesarios.

Para esto, yo ya estaba viviendo con 'Princess' y estábamos bastante mal económicamente aunque era ella quien en realidad estaba absorviendo la mayoría de todos los gastos en su elegante y amueblado departamento.

Así que se me ocurrió hacer algo diferente, extraordinario y hasta cierto grado humillante, pero bastante lucrativo y redituable.

Fui al centro de la ciudad y con sólo 50 pesos en la bolsa que era todo mi capital, compré algunos dulces, chiclet's, chocolates y pastillas Halls.

Luego, pensé a qué lugar debería ir para vender mis dulces y hacer un poco más de dinero, no tardé ni 5 minutos en tomar la desición de ir a Dependencias de Gobierno.
Como no me quedaba dinero, me fui caminando durante más de media hora hasta llegar a la Seretaría de Finanzas del Estado, un edificio gigante de 7 pisos con más de 1000 empleados. Hasta ese instante, yo no tenía la más remota idea de cómo iban a suceder las cosas con este nuevo y extraño proyecto de vender dulces baratos en un lugar repleto de burócratas, secretarias, ejecutivos y personal de mantenimiento.

De hecho, la venta de cualquier producto en oficinas de Gobierno, está absolutamente prohibida, pero para mi creatividad y más que eso para mi necesidad, esas eran cosas fáciles de burlar.

Nunca olvidaré que todos mis dulces los había colocado en una caja de zapatos y 'Princess' (mi esposa) me había envuelto esa caja con papel de regalo y había colocado un moño encima para tener la apariencia de ser justamente eso, un regalo para alguien de las oficinas gubernamentales...

Cuando llegué al edificio, la persona encargada del módulo de seguridad me preguntó: A qué piso va usted y a quién va a visitar?

Con una mirada rápida, pero furtiva chequé el directorio y le dije voy a entregar este regalo a la secretaria del Licenciado Martínez pues hoy su cumpleaños y ellos están el piso número 5 en el Departamento de Recursos Humanos.

Pase usted me dijo la señorita del módulo colocando en mis manos un gafette que me identificaba como visitante.

Subí las escaleras y fui directo hacia el piso número 3, miré que una secretaria me sonrío y aproveché para decirle: Disculpe que le moleste, mi nombre es José Luis, soy estudiante y vine a vender algunos dulces para pagar mi colegiatura.

ESO FUE UNA VERDADERA EXPLOSIÓN INTERACTIVA...

Nunca me imaginé el impacto que pocas, pero bien organizadas palabras tendrían sobre tantas personas en tan solo unos minutos.

Ella fue quien se encargó de correr la noticia y en pocos minutos me vi rodeado de muchas personas comprando mis dulces baratos y pequeñas paletitas 'piña loca' de 50 centavos.

No les miento, estoy llorando...

Recordar esos momentos, me llenan de tantos recuerdos y tantas experiencias únicas e inolvidables que dejarán por siempre huellas imborrables no sólo en mi, sino en tantas personas que fueron partícipes de lo que ahora es mi propia historia.

Pasaron quizás 20 minutos y mi caja de zapatos forrada con papel de regalo, estaba completamente vacía y hasta el moño había regalado.

Salí de ahí plenamente agradecido con todas esas personas que en tan solo unos minutos y por la infinita gracia de Dios, se habían convertido en algo más que mis clientes, se habían hecho cómplices de un nuevo capítulo del Reportero sin Fronteras.

Cuando llegué con mi esposa, no podía contarle todo por la emoción del éxito obtenido. No sabía si llorar o reir ante ese milagro que acaba de ocurrir.

Conté mi dinero y había más de $150.00 pesos, mi inversión se había triplicado en tan sólo unos minutos en los que había vertido parte de mi creatividad en algo absolutamente original y que iba más allá de lo normal.

Luego de aquella ráfaga de éxito, esa misma tarde me fui de compras al centro de la ciudad y con más capital que antes, traté de comprar mejores dulces sin dejar a un lado los que habían de mi un vendedor de dulces exitoso y diferente.

Pasaron los días y el personal del módulo se había acostumbrado a verme entrar diariamente con una cajita de zapatos envuelta para regalo.

Al paso de los días, la cajita ya no era de zapatos, era una caja de galletas quizás 4 veces más grande que la anterior igualmente forrada para regalo y con su moño gigante para evitar ser detectado por el personal de seguridad en las Dependencia Gubernamental.

Mis clientes cada vez eran más y mis ganancias eran equivalentes al sueldo de una secretaria pero con la diferencia de trabajar solamente 3 ó 4 horas en el horario que mejor se adaptara a mis intereses personales.

Cuando me vi en la necesidad de llevar más productos a mis clientes en las oficinas, tuve que mandar a construir una especie de portafolios de madera con una aza para tomarlo simulando ser el equipo de un trabajador de mantenimiento.

Funcionó al principio, aunque era pesado y me dejaba la mano llena de callos por traerlo varias horas en mis manos.

Una ocasión, una persona de seguridad que era nueva en el edificio, me dijo que a dónde iba y que era lo que llevaba en el portafolios de madera.

Le dije que era de mantenimiento y que iba a reparar una fuga de agua en el tercer piso, no me creyó y me obligó a que abriera el portafolios amenazándome de que llamaría a la policía si no lo hacía porque según él sospechaba de que ahí hubiese una bomba y que hasta yo podría ser un terrorista disfrazado de niño bueno.

Tuve que abrir el portafolios, llamó en ese instante al Director General de la Dependencia y aunque les expliqué las causas por las que me estaba dedicando a esa honesta actividad, fui despedido de ese lugar hechando por tierra mis más de 300 clientes que a la fecha llevaba conquistados y con ello mis aspiraciones a seguir incrementando mis finanzas personales.

15 días me duró la depresión y en uno de esos días paseaba con mi bicicleta por las calles de la ciudad cuando vi entrar a una persona y dejar algunos cartoncitos con pequeñas bolsitas de cacahuates en una tienda de abarrotes, retiró el producto anterior, hizo una nota de remisión, cobró 18 pesos, subió a su viejo Renault modelo 70 y tantos y se fue a toda prisa para continuar su trabajo por otras áreas de la ciudad.

Ese fue justamente el nacimiento de la sería mi segunda empresa...

Llegué y le conté todo a mi esposa quien me respaldó de inmediato y empezamos a pensar en la forma de perfeccionar esa idea y sacarle mejores beneficios en menos tiempo y sin tanto esfuerzo.

Con lo que aún me quedaba, fui de compras nuevamente al centro de la ciudad e invertí todo mi capital en el material que iba a necesitar para lanzar mi nuevo proyecto.

Al principio, eran cartoncitos recortados manualmente y las bolsitas eran selladas con una vela y una cuchara de acero inoxidable.

Prepararé algunos cartoncitos, los puse en una mochila, tomé mi bicicleta y me fui a visitar algunas tiendas, les expuse la misma historia, que era estudiante y que necesitaba trabajar en eso para poder pagar mi colegiatura y poder comprar también mis libros, pagar mis exámenes, mi estancia en la ciudad y mi comida.

UNA VEZ MÁS, FUE TODO UN ÉXITO...

En poco tiempo, logré posicionar mis productos en varias tiendas y no eran $18.00 los que cobraba por cada nota de remisión, sino $90, $120, $150 y hasta $300 pesos en cada tienda pues cada cartoncito tenía 12 bolsitas de $2.50 cada una para venderse al público en $3.00 y lo mínimo que dejaba en cada establecimiento eran 3 cartoncitos surtidos. La persona que me había dado la idea, repartía cartoncitos con 25 bolsitas de 80 centavos para darse a $1.00. Eso era perder el tiempo y el dinero...

Cuando logré acumular cierta cantidad en efectivo, tomé junto con mi esposa la desición de abrir otra papelería solamente para mi, la de mi esposa había crecido mucho hasta esos días gracias a la plena dedicación que ella le tenía a su negocio y al constante seguimiento de mis consejos sobre tácticas de venta y estrategias comerciales, cosas en las que yo -sin tanta presunción-, gozo de gran experiencia.

Por esos mismos días, fui a visitar a una de mis tías y ahí estaba en su casa ni más ni menos que el Presidente Municipal de Xalapa que en ese tiempo era el Licenciado Rafael Hernández Villalpando compartiendo una comida familiar, pue él es compadre de mi tía. Ni tardo ni perezoso, le dije a mi tía que me presentara con el Presidente y en cuanto lo hizo, le heché el verbo como dicen en mi tierra y le pedí permiso para vender mis dulces y botanas en el Ayuntamiento de Xalapa.

Por cierto, ENORME SORPRESA me he llevado esta mañana cuando buscaba algún link de información a cerca del Lic. Rafael Hernández Villalpando y encontré que este famoso y querido personaje xalapeño, tiene un blog en BLOSGPOT también. Y no sólo eso, sino que mi querido amigo, vuelve a lanzarse para Presidente de la Ciudad de Xalapa, Capital del Estado de Veracruz para el período 2008-2010.

El Presidente actual de Xalapa o Ciudad de las Flores, es el famoso empresario de origen libanés Ricardo Ahued Bardahuil propietario de los Almacenes 'Casa Ahued' y con quien también llegué a tener una excelente amistad y sobre esto hablaré en la segunda parte de esta serie titulada 'Definiendo el Sueño Americano'.

Sin dudarlo un solo instante, tuve su inmediata aprobación, nos tomamos un par de cervezas y ahí nació lo que sería sin duda alguna el inicio de grandes y ambiciosos proyectos.

Al día siguiente, con más dinero, mas experiencia y sintiéndome protegido por el Presidente Municipal de la Ciudad, fui de compras a Costco, una tienda enorme que recién habían abierto en Xalapa y en la cual uno tiene acceso a toda una serie de artículos y servicios a precios realmente competitivos.

Estando ahí, compré una membresía por un año, compré muchos dulces, chocolates, chiclet's y algunas otras golosinas que sólo pueden encontrarse en Costco.

Asimismo, compré un hermoso portafolios de aluminio al puro estilo James Bond pero más grande y con acabados perfectos y por demás elegante.

Esa tarde llené de dulces mi nuevo portafolios sin apartar por instantes mi mirada del antiguo portafolios de madera, mi caja de galletas y mi inolvidable caja de zapatos forradas para regalo que por alguna razón aún conservaba.

El Palacio Municipal, tendría si acaso 300 clientes y resultó ser una verdadera mina de oro para la comercialización de todos mis productos incluyendo la recién incluída gama de botanas caseras.

Todo iba muy bien...

Mirando las cosas con un microscopio, se antojaba un futuro prometedor, armonía con mi esposa, éxito en mis proyectos, dinero suficiente, salud, via y esperanza...

Les decía que por esos mismos días decidimos junto con mi esposa abrir una papelería y lo hicimos facilmente porque yo tenía el capital y justamente en el Palacio Municipal había yo conocido a una persona que tenía el local comercial.

De inmediato aceleré el proceso, fuimos a la ciudad de México y compramos varias cosas relacionadas al ramo de la papelería, regalos, novedades, peluches, artículos de mercería, dulces y chocolates diferentes de otros países y botanas.

A los quince días de haber abierto la papelería realicé una cuantiosa inversión en aparadores de aluminio con cristal y convertí el negocio en una verdadera joya de elegancia y creatividad, compré una copiadora, engargoladora, enmicadora y el negocio estaba avanzando bastante bien...

DEL PLATO A LA BOCA, SE CAE LA SOPA...
«Cuánto más ganamos, mucho más perdemos»

Desde que abrí mi papelería, estaba como encargado mi hermano David de 17 años, pero luego él decidió que quería ir a trabajar con otro de mis hermanos a Mexico Distrito Federal y me vi en la necesidad de poner un anuncio solicitando una empleada.

Una de esas tardes en las que regresaba de mi venta en Palacio Municipal, me dijo mi hermano que habían venido a buscar información sobre el empleo varias personas y puso en mis manos las solicitudes que había recibido. Apenas estaba empezando a verlas cuando entró a la papelería una chica de aproximadamente 21 años muy hermosa, de cuerpo estético, lindos ojos y una sensualidad tan natural como el agua mineral.

Desde que entró, se dirigió a mi y se me quedó mirando fijamente a los ojos sin decirme nada y yo tampoco pude abrir el hocico o más bien cerrarlo pues esa pinche escuincla me había dejado todo pendejo o no sé si ya estaba así desde más antes...

Por fin y tras quizás 30 segundos, me dijo: Hola, tú eres José Luis?

Le dije que sí y que ya había revisado su aplicación y que estaba contratada, me respondió que entonces se presentaría el siguiente día por la mañana para empezar a trabajar conmigo no sólo como empleada, sino como encargada de la papelería pues mi hermano se iba esa noche a la Ciudad de México.

Así fue, la nena que llamaré 'Luz de Luna' se presentó a trabajar puntualmente a las 9:00 de la mañana, le di algunas instrucciones y me fui a vender mis productos al Palacio Municipal.

Pero aquí es donde la marrana torció el rabo...

Resulta que esta niña desde que la conocí había provocado en mi ciertas reacciones que iban más allá de lo normal y lo peor era que estaba siendo correspondido.

Y así empezé con ella una relación que me costó demasiado cara pues tuve que cerrar la papelería por haber gastado más de la cuenta con esta nena cumpliéndole todos y cada uno de sus caprichos aunque no está de sobra decir que viví con ella lo que fue quizás los mejores momentos de mi vida. Amantes al fin, exploramos tantas cosas, vivimos de aplausos envueltos en sueños mientras todo lo que con tanto esfuerzo yo había construído, se derramaba como esperma sobre sus nalgas...

El resultado de este descontrol emocional, fue la pérdida de mi esposa, una excelente mujer que de la mano conmigo, me había ayudado a crecer a caminar e incluso a correr.

Cuando cerré la papelería y me quedé sin nada de dinero, me separé de mi esposa, me fui a vivir nuevamente a una pocilga infectada de pulgas y con olor a mierda, pero eso era lo que me gustaba y aunque no, ese era el precio de todas mis malas acciones y debía por tanto aceptarlas sin reproche. Lo que aquí se hace, aquí se debe de pagar. De eso, no me queda la menor duda.

En mi cuarto ataviado con mi soledad, tenía unos cartones para dormir, un par de pantalones, tres playeras, un par de calcetines y un par de calzones.

Fue tanta mi verguenza que no me atreví a pedirle a mi esposa mi ropa y sólo tomé lo que en una vieja, apestosa y empolvada mochila pudo caber.

Lo peor, fue que 'Luz de Luna' no me dejó y ahí sobre las pulgas y con olores fecales nos seguíamos revolcando algunas noches que propiamente nosotros convertíamos en pasionales momentos llenos de sexo, humo de cigarro y bebidas alcohólicas baratas.

Lo nuestro era eso, sexo sin amor ni encanto...

En esos días fui a visitar a mi madre y ahí estaba uno de mis primos llamado Alejandro quien para esa fecha tenía tan solo 14 años. Charlando una tarde junto al río, le comenté sobre la posibilidad de empezar un negocio en Xalapa él y yo. Gustoso aceptó pues de cierta menera me conocía y confiaba en mi como una persona capaz de resurgir ante cualquier adversidad en tan solo unos días e iniciando así de ceros otra vez...

Se fue conmigo a la ciudad y empezamos a planear la forma en la que podríamos hacer un negocio sin capital.

Con tantos contactos, conseguí un préstamo de quizás $500 pesos y empezamos a vender dulces nuevamente él y yo en Palacio Municipal y en algunas otras dependencias como el Palacio de Gobierno cuando en ese instante era el Gobernador del Estado el Lic. Miguel Alemán Valdez.

LA SUERTE ME PERSIGUE...
«Pero yo soy más rápido»

En una de mis visitas al Palacio de Gobierno, me llama un hombre muy bien vestido y me dice: El Señor Gobernador quiere hablar contigo pues unas de tus pastillitas que vendes y que se llaman Jolly Rancher le gustaron y él no sabe donde puede encontrarlas...

Pa' la mecha, casi me hago en los calzones...

Yo hablando con el Señor Gobernador, ni en mis sueños. Pues así fue y seguí a la persona que finalmente acabó siendo uno de sus guardaespaldas. Cuando estuve frente al Lic. Miguel Alemán, no supe ni qué decir aunque se me ha tachado siempre de tener amplia capacidad de conversación y un léxico envidiado quizás hasta por escritores de reconocido prestigio internacional. Ajá!

Nada sonso, de inmediato le dije que yo era estudiante y que... ya conocen todo lo demás. Él me felicitó, me presentó con otras personas de alto rango que ahí se encontraban y él mismo fue quien de inmediato dio la orden de hacer circular un memo donde se me autorizara el acceso a cualquier dependencia de Gobierno en la ciudad.

Me regaló $300.00 pesos en efectivo y yo le regalé tres tubitos de pastillas Jolly Rancher prometiéndole que no le faltarían a partir de ese día sus pastillitas en su oficina.

El carisma que desde siempre me ha caracterizado y por el cual en repetidas ocasiones he sido envidiado, me había llevado una vez a ocupar un lugar especial dentro de la esfera política y económica del Estado codeándome con personalidades como el Señor Gobernador del Estado de Veracruz.

Al principio, mi primo no estaba poniendo todo de su parte en las ventas de los dulces, pero cuando le dije que un 25% de las utilidades sería para él, empezó a reportarme grandes resultados y nuestro capital empezó a crecer de manera considerable.

Hasta ahí, sólo tenía mi bicicleta y el poco dinero que íbamos juntando a diario por las ventas de nuestros dulces.

Cuando junté el dinero para el depósito y la renta de un departamento, fui con mi primo y tomamos justamente uno que estaba sobre el departamento de mi ex esposa. Ella estaba muy enojada conmigo y sus razones eran justificadas, no me hablaba y evitaba por tanto encontrarse conmigo a la entrada o salida del departamento.

Estando ahí en ese departamento, una tarde mientras mírabamos la televisión yo y mi primo, decidimos lanzar nuevamente la empresa de botanas.

Me puse en contacto con una amiga que llamaré Silvia y de inmediato empezamos a trabajar sobre ese proyecto que tiempo atrás me había traído grandes beneficios económicos en tan poco tiempo.

REGRESA LA FORTUNA Y LA BUENA VIDA...
Y con ella, regresa nuevamente 'Luz de Luna'.

Acostumbrada a trabajar en equipo, Silvia empieza a dirigir el área de producción, yo el área administrativa y mi primo el área de distribución...

ESTA HISTORIA CONTINÚA...
«LEER LA SEGUNDA PARTE»

La historia del Gato Negro...

CAPÍTULO 56
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

Antepongo mi fiel creencia a un Dios verdadero, omnipotente y sempiterno, pero esta historia que ahora deseo compartir con todos ustedes cuando son justamente las 12:00 de la noche, les hará reflexionar sobre algunas cosas que a veces están fuera de nuestra comprensión y que supera en mucho los alcances de nuestra propia imaginación.

Fue justamente cuando me encontraba sin trabajo despues de haber sido despedido de Mc Donalds por amor, cuando en una de esas tardes que me encontraba afuera de la casa donde ahora vivo fumando un cigarrillo con una coca cola fría vi llegar muy despacio a un gato negro flaco, pulgoso, roñoso y feo.

Leer el capítulo completo...


Desde que lo vi venir directamente hacia mi, supe que ese animalito me traería muy buena suerte a pesar de su estado físico.

A mi los gatos me fascinan, pero ese gato era feo y no me gustaba en lo absoluto.

Se acercó despacio hacia mi y me miró con unos ojos verde-amarillos que en ese momento me dieron miedo por la profundidad e intensidad de su mirada.

De momento, me vi reflejado en sus pupilas y sentí un escalofrío que recorrió mi cuerpo completo, se me frunció el asterisco y tuve una rara sensación como de paz combinada con una especie de ansiedad incontrolable.

Fumé más aprisa mi cigarro y de un sorbo terminé el refresco de cola que aún quedaba en la botella mientras miraba con atención a ese gato que frente a mi se encontraba y que tal pareciera que me quería decir algo.

No tomé mucho en cuenta el suceso aunque había causado en mi una fuerte impresión pues no es común ver gatos en las calles de Nashville y menos aún que lleguen hasta la puerta de tu casa, que sean negros y que sean feos.

El gato seguía viviendo afuera de la casa, iba a ratos a la casa del vecino Mr. Brown quien siempre le ofrecía algo de comer, leche y agua.

A pesar de que Mr Brown tiene 3 gatos y una hermosa gatita blanca, este gato negro y feo prefería permanecer todo el tiempo afuera de la casa donde vivo y cada que me veía, se me quedaba mirando como tratando de iniciar conmigo una conversación telepática o paranormal.

Así pasaron algunos días, pero hay algo que nunca olvidaré y fue que ese preciso día en que el gato negro hizo su aparición en la casa donde vivo, volví a retomar mi energía y tiré por instantes esa depresión que traía acumulada por casi un mes sin trabajo y sin dinero ni para comer.

Cuando el gato llegó, quizás eran las 7:00 de la mañana y bien recuerdo que de inmediato entré con una fuerza desconocida, me bañé, me puse ropa limpia y por instinto o casualidad me puse ropa interior blanca y una camisa de cuello redondo también de ese color.

Bien razurado, limpio y oliendo rico, fue como por primera vez me presenté en la Grocery Store solicitando un empleo.

Algo me decía en mi interior que ahí había una oportunidad para mi y aunque fue algunos días después, la hubo y aún la conservo.

Cuando regresé de haber ido a llenar la aplicación en la Grocery Store o tienda de conveniencia, recuerdo que el gato negro me esperaba mirándome con mucha atención como diciéndome ten pasciencia y espera...

A nadie le había dicho nada sobre ese feo, flaco, roñoso y pulgoso gato negro y fue una semana después durante una de mis charlas con Paola una amiga de Colombia que sucedió algo que vino a llenarme de más incertidumbres y sentimientos encontrados.

Paola, es una mujer misteriosa que apareció en mi vida justamente cuando yo estaba a punto de cruzar la frontera hacia los Estados Unidos.

Ella dice que me conoció en un chat público de Starmedia, pero no recuerdo con exactitud la manera en la que ella y yo empezamos a tener una ciberamistad.

No niego que en algunas ocasiones entraba a las salas públicas de Starmedia, pero aunque mi memoria es bastante buena, no recuerdo con precisión absoluta acerca del momento exacto en el que esta misteriosa mujer arrivó a la historia de mi vida.

Esta mujer desde que empezamos a tener contacto, me ha impulsado a través de constantes y continúas charlas por el Messenger a avanzar con paso firme, confía en mi y me ha hecho creer que dentro de mi hay un enorme potencial que apenas empieza a ser explotado.

Paola, tiende a contarme con cierta regularidad enigmaticos sueños en los que regularmente soy protagonista y aunque acepto que en el principio la tachaba de loca, múltiples coincidencias en mi vida real con sus historias me han hecho pensar más seriamente acerca de sus sueños y el significado que en mi vida tienen.

Había pasado una semana desde que el gato negro había llegado a mi casa cuando en una de las charlas con Paola, ella me habló sobre ese misterioso y feo minino.

Acepto que en ese instante me fui de nalgas y un frío sepulcral paralizó por algunos segundos mi cuerpo entero, se me erizaron los pelos de todas partes y mis ojos incrédulos no dejaban de mirar la ventana del Windows Live Messenger.

Se supone que nadie sabía sobre ese gato negro y menos ella que se encontraba a miles de millas de donde yo estaba.

Ella me dijo que ese gato negro traía consigo grandes y buenas cosas para mi, añadió que estaba esperando que yo lo mencionara, pero que al ver que yo estaba haciendo caso omiso, prefirió alertarme sobre los poderes del pequeño felino.

Entonces, sucedió algo más extraño todavía...

Trece días después de que el bicho había llegado, me levanté tras la insistencia de este minino por llamar mi atención, parado sobre sus dos patitas traseras, rasguñaba la puerta de cristal mirando hacia dentro como buscándome mientras maullaba despacio.

No sé por qué, pero de inmediato tomé mi bicicleta y fui a la Grocery Store y fue cuando en ese instante fui contratado.

Desde entonces y creyendo en el supuesto poder que este gatito pudiese tener sobre mi estancia en la Unión Americana, me dediqué a cuidarlo comprando comida, leche, un recipiente para que él coma y hasta un pequeño ratoncito de peluche con el que a veces cuando está de humor se entretiene jugando.

Tomando en cuenta que vivo a solamente tres minutos en bicicleta del centro de la ciudad o DownTown de Nashville, aprovecho frecuentemente para ir a ver que encuentro en las tiendas de mascotas para ese gato al que sigo creyendo que le debo gran parte de mi estabilidad económica y emocional.

El gatito ha cambiado mucho, ya no está flaco, ya no está roñoso, ya no tiene pulgas y creo que hasta lo feo se le está quitando.

Cuando se cree en Dios como único protector, es difícil creer en poderes sobrenaturales o situaciones similares, pero la forma en la que han ocurrido los hechos en mi vida y en torno a este gato negro, me ha dado la pauta para compartir con todos ustedes esta misteriosa y enigmática historia.

GRACIAS POR LEERME Y QUE DIOS LE BENDIGA...