Toma chocolate y paga lo que debes...

CAPÍTULO 59
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes|English Version (New!)

El título de este artículo, hace referencia a un refrán popular mexicano muy conocido y que de manera superflúa sintetiza el contenido de este post en particular que hoy me congratulo en poder compartir con todos ustedes.

Las personas que han seguido de cerca mi historia desde que crucé la frontera hacia los Estados Unidos, deberán recordar que cuando estaba en Monterrey México, me encontré con un gran problema pues la persona que me ayudaría a cruzar la frontera me cobraría $2,000 dólares y solamente tenía $900.00 dólares disponibles.

Leer el capítulo completo...

Recordarán también que realicé algunas llamadas y me puse en contacto con mi tío Juan Carlos Ávila Grijalva que vive en la Ciudad de Dallas, Texas para solicitarle un préstamo de $1, 100 dólares y así poder pagar el precio de pisar esta hermosa tierra Norteamericana.

No se los había comentado, pero cuando me vine de Dallas TX a la ciudad de Nashville TN, yo estaba aún trabajando con Efraín en la colocación de carpeta y este muchacho me debía a la fecha un cheque por $200.00 dólares de la clásica semana de fondo que en la mayoría de trabajos exigen los contratistas, pequeñas, medianas y grandes empresas. Sin embargo, el día que yo decidí abandonar la ciudad de Dallas TX, él no tenía disponible ese dinero y le dije que por favor se lo llevara a mi tío Juan Carlos para aminorar la deuda que yo tenía con él por las razones mencionadas.

Efraín y mi tío son grandes amigos y en algún momento fueron socios comerciales. Si todo salío como estaba planeado, le debo a mi tío actualmente $900.00 dólares.

Quizás por la confianza que siempre hubo entre Efraín y yo, no he tenido la curiosidad de preguntarle a mi tío si de verdad le entregó mi dinero.

Yo espero que sí, y si no lo hizo, ya lo pagará con Dios...

Ahora, la primera razón por la que no le ha sido envíado el dinero restante de regreso a los bolsillos de mi tío, obedece a razones lógicas.

La primera, se debe a la cierta e incierta desestabilidad monetaria por la que estuve atravesando en los meses pasados. Pues de sobra conocen mi anterior situación financiera la cual jamás me hubiese permitido ahorrar esa cantidad para liquidar la deuda con mi tío Juan Carlos.

La segunda razón, es que mi tío siempre me dijo: 'tómalo con calma, no te presiones'. Y pues cómo iba a pasar por alto esa recomendación que a mi conveniencia, era un consejo de sabios que debía tomar en consideración.

Sin embargo, desde hace algunos días y analizando mi nueva situación económica, consideré que era el tiempo propicio para pagar mis deudas y liberar un poco mi disco duro eliminando archivos innecesarios.

Después de todo y aunque mi tío tiene dinero de sobra, no está de más poder corresponder a la gentileza que en su momento tuvo conmigo cuando más lo necesitaba.

Así que de inmediato, busqué en mi vieja libreta de direcciones su teléfono y traté de ponerme en contacto nuevamente con él para ajustar cuentas y de paso compartir mi alegría por esta nuueva etapa que ahora estoy viviendo y la cual me ha traído grandes satisfacciones personales...

Para mi mala o buena suerte, uno de los empleados de mi tío me contestó diciéndome que él estaba de vacaciones por Europa y que sería hasta en dos o tres semanas más que él estaría de regreso en los Estados Unidos de NorteAmérica.

En base a este inesperado suceso, he tomado la determinación de esperar a que él regrese de sus vacaciones por Europa y mientras tanto, estaré preparado con su dinero para realizar la transacción apenas él haya pisado Estados Unidos nuevamente.

Reconozco que tardé mucho tiempo en poder ahorrar para pagar la deuda con mi tío, pero es por todos sabido que mi situación económica no era la más apropiada para agilizar el proceso. Sin embargo, sé que en algunos días más podré liberar mi conciencia pagando esta deuda que ya empieza a darme algunos dolores de cabeza.

Gracias nuevamente por la atención de su lectura y le invito a estar pendiente de la tercera parte de la serie 'Definiendo el Sueño Americano'. [Parte 1]-[Parte 2].

QUE EL AMOR, LA LUZ, Y LA PAZ DIVINA DEL SEÑOR, ESTÉN CON USTEDES.
_________________________________________________________________

Suscríbase a nuestro feed [NEW]
Si desea recibir nuestras actualizaciones en su correo electrónico, introduzca sus datos haciendo click aquí. [NEW]
Regresar a la página principal [NEW]
Ver el ÍNDICE GENERAL de todos los capítulos [NEW]
Publicar un comentario