A río revuelto, ganancia de pescadores...

CAPÍTULO 49
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

Hoy mientras leía en la comodidad de un viejo sofá el periódico USA TODAY, estaba al mismo tiempo analizando la forma tan rápida en la que han cambiado las cosas para mi durante mi estancia en la Unión Americana. Y es que, no hace todavía ni un mes que me encontraba sin trabajo y sumido en una de mis grandes depresiones causadas precisamente por esa razón. Luego, vendría mi súbita integración a la Iglesia Cristiana, bendito lugar donde encontré la paz que tanto anhelaba....

Leer el capítulo completo...

No solamente Oré, también lloré pidiendo a Dios por una oportunidad de trabajo, confié en ÉL, y ÉL me ayudó, me abandoné en su poder y es hora en la que aún no logro comprender cuán grande es el Señor. Aleluya y gloria a Dios.
Recuerdo y por siempre recordaré que durante ese período que permanecí sin trabajo, algo muy grande en mi interior me decía que debía esperar y esperé

Si usted ha seguido de cerca mi historia desde que llegué a los Estados Unidos, sabrá que viví en carne propia momentos de prueba absolutamente difíciles, recordará de cómo tuvieron que intervenir varios ángeles enviados por Dios para ayudarme a sobrevivir cuando no me quedaba dinero, cuando se morían mis ilusiones y se agotaban mis esperanzas...

Sin embargo y aunque todo es parte del pasado, las experiencias vividas me servirán por siempre como punto de partida para nuevas y mejores oportunidades.

Como bien lo saben, desde hace algunos días estoy trabajando como cajero en una tienda de conveniencia o también llamada Grocery Store en donde cada día estoy aprendiendo más Inglés pues ahí debo atender tanto a personas de origen hispano, como a ciudadanos norteamericanos, afroamericanos, árabes, hindúes, coreanos, chinos, japoneses y algunas otras personas de países diferentes tan lejanos como Egipto...

Mi nivel de trabajo ahí, ha ido en aumento pues pasé de trabajar sólo 20 horas por semana llamado (part time) a estar trabajando actualmente hasta 49 horas por semana con un salario de 10 dólares por hora aproximadamente.

Aunado a eso, desde la semana pasada me hice oficial, pero temporalmente empleado de una de las agencia de publicidad más grande de los Estados Unidos llamada Phoenix y la cual trabaja para clientes de reconocido prestigio en el mundo empresarial.

Debo ser claro al señalar lo siguiente, que esta empresa tiene su sede en Silicon Valley aunque posee otras locaciones dentro de USA y que fue gracias al ejecutivo que conocí en una sucursal de Kinkos en el centro de Nashville que pude acceder a tener un TELEtrabajo dentro de esta compañía dedicada a la publicidad y medios alternos de difusión empresarial.

Así que estos días he tenido demasiado trabajo gracias a Dios, por un lado, trabajando hasta 49 horas por semana en la Grocery Store, por otro lado respaldando información en Discos Compactos para distintos clientes y por el otro, trabajando el área creativa para Phoenix diseñando logotipos, edición de imágenes digitales y creación de banners publicitarios para ser insertados en distintas páginas de Internet con fines meramente comerciales. Vea un ejemplo de banner publicitario para BestBuy.

Justamente el pasado lunes recibí mi primer cheque de la empresa Phoenix por la extraordinaria cantidad de $1000.00 dólares como pago de diversos trabajos relacionados a la publicidad y asesoría sobre posicionamiento web, tratamiento de imágenes digitales, diseño de logotipos e ideas gráficas interactivas.

En vista de que mi clóset estaba casi vacío, me fui de compras a uno de los lugares de mayor prestigio para mi en Nashville (Walmart). I like it Walmart!

Aprovechando ese delicioso chequecito, me compré 5 pantalones, 5 camisas, zapatos, calcetines y calzones.

Basta con decirles que hasta una hermosa bandera de los Estados Unidos puse en mi carrito de compras mientras andaba en Walmart como sinónimo de agradecimiento por la cosecha recibida es esta hermosa nación.

De paso por el departamento de libros, no perdí la oportunidad para comprar algunos nuevos sobre Inglés y algunos otros relacionados a las finanzas personales esperando que ahora sí, tengan algún efecto sobre mi pues es justamente lo que ahora necesito, conocer las formas precisas de invertir mi dinero de tal manera que a corto, mediano o largo plazo se incremente mi capital económico.

Hoy por la mañana, invité al buen hombre venezolano a desayunar y también para charlar acerca de sus múltiples proyectos que sin prisa, pero sin pausa va desarrollando en la búsqueda permanente de caminos viables que le permitan permanecer económicamente estable y mirando siempre hacia un futuro que se antoja lleno de éxitos por su experiencia en el medio.

Estábamos a mitad del desayuno cuando llegó un amigo del buen hombre venezolano, se presentó como JF Vargas y resultó ser un excelente pintor también de Venezuela y que ahora se encuentra en los Estados Unidos realizando algunas exposiciones y en aras de planear su próximo viaje al continente europeo para continuar su carrera artística que según él afirma le ha traido grandes reconocimientos y gratas satisfaciones personales.

Este personaje me pareció muy interesante y transcribo una frase que dijo y que llamó profundamente mi atención: 'Tírale a las estrellas, para que le pegues a las nubes'.

Analizando esta frase, es como decir: Aspira a algo demasiado grande para que obtengas algo de gran tamaño.

En resumen, han pasado están pasando y seguirán pasando cosas verdaderamente importantes en mi vida, cosas que de una u otra manera, van formando mi carácter, definiendo mi personalidad y llenando siempre de nuevas experiencias.

Gracias por su atención y que Dios como siempre le bendiga.



CAPÍTULO SIGUIENTE
>> El que siembra su maíz, que se coma su pinole
Publicar un comentario