Quería ser barrendero, y ahora soy cajero...

CAPÍTULO 45
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

La noche del pasado día lunes 13 de este mes, pasé como de costumbre a comprar algunas bebidas en una tienda de conveniencia o 'Grocery Store' que se encuentra justo a unas cuadras de donde vivo.

Acababa de entrar cuando miré que la manager del establecimiento y la cual llamaré 'Topacio', estaba colocando en la puerta un letrero que decía 'We need help' (Necesitamos ayuda).
De inmediato realicé un giro de 180 grados y le dije: 'Aquí estoy yo, retira ese anuncio por favor'...

Leer el capítulo completo...

Me miró y aunque estaba hablando en ese momento por teléfono, me hizo una seña diciendo que esperara y retiró el letrero.

Debo decirles que más antes yo había intentado entrar a trabajar en ese lugar pero por un error personal, me había sido imposible.

Esto que les digo tiene aproximadamente 15 días y ocurrió lo siguiente.

Yo llevo con la manager 'topacio' una amistad sólida y en una de las ocasiones que yo fui a comprar, me había dicho que estaba solicitando personal.

Le dije que era justo lo que estaba buscando pues ya llevaba algunos días sin trabajo y me dio una aplicación para llenarla con la esperanza de ser aceptado.

El dueño, es una persona de Corea del Sur y es demasiado exigente en cuanto a los documentos legales y al cumplimiento del trabajo dentro del establecimiento.

Cuando fui a entrevistarme con él, me dijo: 'Do you have green card?' (Tiene usted tarjeta verde?) y se me ocurre decirle que no.

En ese momento el coreano que llamaré suki-to mitote, me dijo: 'I'm sorry, but I need the green card' (Lo siento, pero necesito la tarjeta verde), se dio la media vuelta y me dejó con mi cara de sorpresa y frustración.

La manager 'topacio' que ese mismo día y en ese mismo instante estaba a 3 metros de ahí, sólo volteó, me miró y giró su cabeza en señal de negativa por el error personal que acaba de ocurrir.

No sé si ya entendieron cuál fue mi error, pero recordarán que no tengo documentos legales que me permitan recidir y trabajar en la Unión Americana, que sólo cuento con 'documentos apócrifos' que me han sido útiles en los trabajos que he tenido dentro de los Estados Unidos.

Pues a esos papeles se refería 'suki-to mitote' cuando me había entrevistado pero debido a mi distracción y emoción, le había dicho que no tenía y no me había dado la oportunidad de trabajar para él en la Grocery Store.

Aunque siendo más claro, suki-to mitote necesitaba los documentos verdaderos, pero como son parecidísimos y él no cuenta con un sistema que le permita autentificarlos al instante, pasarían por buenos, lo sé porque no es la primera vez y porque miles de personas en USA tenemos esos documentos y con ellos trabajamos.

Pues en esta ocasión y aprovechando que suki-to mitote está de viaje por el lejano oriente, 'topacio' me estaba dando la oportunidad para entrar y por supuesto ya tenía un plan en mente para cuando él regresara, eso quiero pensar o de lo contrario, me durará poco el gusto.

Regresando al punto donde me había quedado, en cuanto 'topacio' colgó el teléfono me dijo: 'Qué bueno que te veo, esta oportunidad es para ti y te espero mañana a las 6:00 de la madrugada'.

Entonces le pregunté: 'Que es lo que hay que hacer aqui' y me dijo: 'En qué quieres trabajar tu?' y yo le dije: 'Bueno, pues tengo experiencia en varias cosas, pero últimamnte estaba trabajando en el área de mantenimiento en Mc Donald's y pues me gustaría seguir haciendo lo mismo, barriendo, trapeando los pisos, lavando los baños, tirando la basura, etc.

Se me quedó mirando y me dijo: 'Lo siento, sólo tengo trabajo de cajero'

Entonces yo le dije: 'No gracias porque no se mucho inglés y además no conozco nada del sistema que usan para el cobro no solamente de alimentos y bebidas, sino de gasolina, diesel, tarjetas telefónicas, cigarros, lotería y 3 000 o más productos que ahí se comercializan'.

Otra vez se me quedó mirando y cuando creí que me diría: 'Ok, ve a casa mediocre', pegó un fuerte golpe en el mostrador y me dijo: 'Te necesito aquí mañana a las 6:00 de la madrugada y punto'

Esa noche no pude dormir por estar pensando de qué manera iba yo a poder con ese paquete, enorme responsabilidad y mente abierta para aprender todo el sistema a la par que atendía directamente a muchísimas personas de habla inglesa.

Era martes el día anunciado y aunque estaba a sólo 100 metros la tienda, me levanté a las 5 de la mañana, me bañé, me puse arreglé bien y con la bendición de Dios salí a encontrarme cara a cara con mi destino.

Casi olvidaba decir que antes de salir, hice una oración al Señor diciéndole que si Él me había puesto ahí, era porque Él sabía que yo tenía la capacidad para ejecutar esas responsabilidades y que si nos tenía, Él me las daría.

Llegué y otra muchacha que llamaré DiaDey empezó a enseñarme cómo usar la caja, operar las máquinas expendedoras de billetes de lotería, vender gasolina y diesel, cigarros y todo lo demás.

Media hora después llegó Topacio y al ver que yo estaba aprendiendo bastante rápido, sólo dijo despacio: 'Sabía que no podía equivocarme', se dio la media vuelta y se fue a realizar algunos movimientos bancarios.

La chica siguió enseñándome y cuando de pronto llega un americano frente a mi caja y me dice 'Diadey'; atiéndelo!

En ese instante me puse a temblar, se me frunció el asterisco, sudé frío y los pelos se me erizaron.

Empecé bien y le dije: 'Good morning, may I help you?' (Buenos días, puedo ayudarle a usted?) me contestó varias palabras a la vez y bastante rápido que no le entendí nada, ni una sola palabra. Y eso que ya terminé mi curso de inglés sin barrreras de 12 volúmenes, que decepción!.

Me retiré tantito de la caja y le dije a DiaDey: Que dijo?.

Entonces con mucha pasciencia, DiaDey me dijo: 'Dice que quiere 37.50 de gasolina en la pompa número 7, dos cajas de cigarros Maverics Light Mentolados 100s, un Monster (bebida energética como el RedBull) y su cambio en monedas de 25 centavos.

Cuando iba a enterderle, me quedé pensando...

La capacitación siguió y poco a poco voy aprendiendo la pronunciación de las diferentes marcas de cigarro, cervezas, los más de 50 tipos de billetes de lotería y palabras relacionadas a productos que ahí se venden.

El primer día, trabajé de 6 00 am a 2 00 pm, ayer miércoles de 6 00 a 2 00 también y hoy jueves solamente de 9 30 a 2 00 pm.

Desde que llegé, me había dicho Topacio que sólo podía tomar refresco y café, que todo lo demas debía de pagarlo y que Su-kito mitote y su esposa no me darian ni un dulce de 10 centavos.

Aquí hay un punto que quiero dejar en claro, aunque fui contratado sólo para estar en la caja, a veces durante ciertas horas del día disminuye el flujo de clientes y el ambiente se torna aburrido, ahí sentado en espera de que alguien venga...

Entonces, desde el primer día me ofrecí para lavar los baños, barrer y mapear el piso cuando no hubiese otra cosa qué hacer y Topacio estuvo de acuerdo, ella es también mexicana y sabe que nosotros somos bien trabajadores. (ajá!)

Hoy, Topacio no estuvo en la tienda y al ver que estaba la esposa del dueño y otro amigo de ella en las cajas, decidí ponerme a ordenar las cosas y hacer limpieza general.

La esposa del dueño y a la cual no le encuentro aún un seudónimo, se me quedaba mirando y me sonreía, se notaba que estaba feliz con mi trabajo.

Además el lugar estaba muy sucio pues no había quién limpiara y era uno que otro de los empleados acomedidos que cada mes quizás le daban una pasadita al piso.

Yo lo estaba haciendo diario desde que llegué, sólo para no aburrirme.

Entonces, miren cómo pasan las cosas...

Cuando casi acababa de limpiar todo el piso de mas de 6 pasillos, los baños y la oficina y de acomodar la mercancia que en la madrugada había llegado, se me acercó la esposa del dueño y a la cual le llamaré 'Sukita-má' y me dijo: 'You like it the South Corean food?' (Te gusta la comida de Corea del Sur?) y le dije claro, me encanta!

Nunca había probado la comida de ese País, pero el hambre en ese momento me obligó a mentir y me imaginé que me lo estaba preguntando porque iba a comprar comida para mi.

Y así fue...

A los pocos minutos salió y regresó con bastante comida en recipientes desechables, me llamó, me entregó más de 4 de ellos y me dijo: 'Take you time' (Tómate tu tiempo).

Me dirigí a la única mesa que se encuentra dentro de la tienda y me dispuse a comer.

Apenas empezaba cuando llegó para hacerme compañía el amigo de los dueños que al parecer es el gerente y que también es de procedencia Coreana y que llamaré 'mimo-tito' empezamos a comer mientras charlábamos en Inglés sobre la familia y cosas sin tanta importancia.

La comida estuvo deliciosa, una especie de carne de res azada y cubierta de salsa de soya, ensalada de verduras, arroz, una especie de rollitos de carne con aguacate y algo muy picante que no recuerdo su nombre.

Terminé tranquilamente, miré mi reloj y constaté que sólo faltaban 20 minutos para mi hora de salida. Revisé algunas cosas y concluí -pienso yo- muy bien mi jornada laboral el día de hoy al igual que los días pasados.

Respecto a todo esto, sólo puedo decirles que será Dios quien decida si obtengo o no la suficiente capacidad intelectual para poder ejecutar de la mejor manera todas esas responsabilidades que desde ya, me han sido impuestas.

Hay en puerta algo que parece ser una gran oportunidad, pero de eso les hablaré en el siguiente capítulo del Reportero sin Fronteras.

Les adelanto que se trata de un proyecto bastante ambicioso en donde yo podría poner en práctima todos mis conicimientos en Diseño Gráfico, Publicidad y Mercadotecnia.

Gracias como siempre por su atención y por seguir de cerca esta historia.

Dios ilumine su camino y le colme de ilusiones y esperanzas...


CAPÍTULO SIGUIENTE
>> Recibiendo dinero de aquí y de allá
Publicar un comentario