Luciérnagas bajo los árboles...

CAPÍTULO 34
Capítulos anteriores|Biografía|Imágenes

La tarde de ayer quede absolutamente sorprendido cuando al mirar por la ventana casi al llegar la noche, mire unas pequeñas lucesitas que que se movian de un lado a otro y al instante desaparecian...

Leer el capítulo completo...

Por un momento pense estar soñando, pues justamente habia yo ido al refrigerador a tomar un poco de gatorade pues esa tarde estaba yo mirando 'el laberinto del fauno'.

Extrañas coincidencias, pues ahi precisamente se ven involucrados seres magicos,
que quizas solo existieron en la memoria de algunos y aun se conserva su esencia dentro de una y mil historias...

Me quede perplejo observando por mas de 10 minutos esas pequenas lucesitas de color
verde matizado de amarillo brillante y tras asegurarme de que no estaba soñando regrese a seguir mirando la pelicula...

Hablando un poco mas de esto, recuerdo que cuando vivia con mi madre en una pequeña area rural del Estado de Veracruz, ahi tambien tuve
el privilegio de mirar estos enigmaticos insectos que brillan con luz propia y recuerdo tambien que todos les llamaban cocuyos...

Luego sabria yo que su nombre real era luciernagas y hasta recuerdo haber escrito una composicion literaria titulada 'luciernagas sobre el mar' alla por el año 1999.

Sin embargo, pasaron los dias y esperando estaba una nueva alborada...
Pues estos dias, han estado llenos de incertidumbre y hasta quizas de falsas ilusiones...

Todo empieza cuando desde que entre a trabajar a Mc Donald's conoci a Victoria, una manager de tan solo 19 años que habia causado cierta impresion sobre mi, pero que de ahi no pasaba...

Luego y para ser exacto desde hace un mes a la fecha esta nena esta metiendose poco a poco en mi podrida cabeza...

Empezo a gustarme demasiado y cada dia mas y mas...

Y por tanto, yo no me detenia ante nadie para decir al mundo entero que esa niña estaba entrando en mi corazon de una forma insospechada y que yo necesitaba saber ella que pensaba...

Entonces, empece a mirarla de manera diferente, inicie una serie de estrategias de conquista, nuevos ademanes, miradas coquetas, sonrisas improvisadas, suspiros premeditados y todas esas pendejadas que hacemos cuando creemos estar enamorados...

Y lo peor de todo esto, es que ella se sonrojaba y eso me hizo creer que ella estaba correspondiendo a mi ilusion, creido, iluso, pendejo, estupido y lo que usted le quiera agregar...

Como era posible que una nena de 19 años fuera a fijarse en mi, vivido individuo con 10 años mas, tepocata, vivora prieta, animal rastrero, culebra ponsoñoza, rata de dos patas, engendro del averno...

Aun asi, quise creer que si...

Me gustaba mirarla sonreir, adoraba escuchar su voz y cuando pasaba junto a mi con esa fragancia de gardenias me dejaba atonito y absolutamente sin palabras, pues esa belleza natural y espontanea propia de una deliciosa adolescente, no me dejaba ni respirar...

Ya todos lo sabian, se rumoraba en los pasillos de mi enorme sentimiento, en la cocina yo era el tema de conversacion y a la hora del desayuno el centro de atencion de todas las miradas...

Llegaba a casa, escuchaba musica romantica y pegado mi hocico a una botella de cerveza, me creia enamorado...

Si quien me conoce me hubiese visto en ese trance hipnotico, no me hubiese reconocido, pues era la solida sombra de un fantasma ilusionado...

Ella me miraba, se agachaba y sonreia y yo mas creia que al menos no le era indiferente y que al final del tunel me quedaba una luz de esperanza.

Yo tenia o mas bien sentia una estrana sensacion, una gran necesidad de algo, de alguien, de ella...

Ese dia, ya sumaban dos semanas de estar profundamente enamorado de ella y algo debia ocurrir o mi universo se terminaba.

En una pequena pizarra, se acostumbra colocar la foto del empleado del mes y no pude contener mi emocion cuando mire ahi su imagen, estaba posando junto a un payaso, simbolo de Ronald Mc Donald's, se miraba divina, tan dulce, tan tierna, tan ella...

Quise evitarlo, pero no pude y tome la foto...

La guarde en mi mochila y en cuanto sali del trabajo fui a Walmart y pedi de inmediato un par de copias, una en fotografia normal y la otra impresa sobre una tarjeta plastica llamada 'gift card' que se usa como tarjeta de debito donde puedes agregar dinero cuando puedas y realizar diferentes transacciones en cualquer tienda Walmart o Sam's Club.

Ahi estaba ella decorando mi mas grande tesoro, hermosa como flor en primavera.

Luego paso algo que hasta ahora no le encuentro la mas logica explicacion, fui a la libreria como todos los dias y cuando sali, tuve deseos enormes de regresar a Mc Donald's y hablar con ella, salir de dudas y saber que significaba para ella todo lo que estaba pasando, quien era yo en su vida y de que forma podria yo conquistar su enorme corazon...

Aprovechando, queria yo regresarle la fotografia, finalmente yo tenia mis copias y eso era justamente lo que yo queria...

Las patitas me temblaban y hasta el culo se me hacia mas chiquito cuando entre y ella estaba precisamente ahi, frente a mi y yo sin saber que decir...

Le pedi que me acompanara a una mesa del lobby para que me diera asesoria sobre el recien instalado sistema de Internet en el restaurante, pendejas excusas.

No fue inmediata su respuesta, pero fue...

Cuando la tuve cerca, le regrese la fotografia, la tome entre sus manos y la destruyo frente a mis incredulos y cansados ojos...

Se me hizo un nudo en la garganta, no habia visto a una mujer hacer eso y mire ademas que su reaccion no era nada buena, la senti incomoda y note que mi presencia no era del todo agradable, pues simulaba estar limpiando las mesas mientras me escuchaba
acerca de mis sentimientos no le dije nada, no me dejo hacerlo pues daba la impresion de que queria irse alla con sus amigas, no le vi el mas minimo interes de charlar conmigo, estaba seria, enojada y hasta fea se miraba...

Ahi, en ese instante, hasta el mas pendejo se da cuenta de que no hay nada que hacer...

Tome mi mochila, di media vuelta como perro antes de echarse y sin decir nada sali de ahi queriendo mas que nunca respirar aire fresco y olvidar ese pinche momento.

Pero aqui viene lo mas interesante...

Ese instante que la tuve mas cerca que nunca, era mas que necesario, era el desenlace de mis dudas aisladas, motivo aparente de una lucha perdida, era el final de algo que nunca habia empezado...

A partir de los siguientes minutos que sali de ahi, senti una paz tan densa que lleno por completo un vacio que antes habia en mi corazon, la foto quizas, magia quizas o simplemente logicas teorias, habian desencadenado en mi reacciones y razones para cambiar mi manera de pensar de manera instantanea y no fugaz...

Para ser exacto, ya no sentia nada por ella, habia muerto una ilusion en tan poco tiempo...

Durante los dias siguientes, la gente me preguntaba que habia pasado, porque ese cambio en mi tan repentino, que era lo que en mi habia provocado un olvido premeditado.

Yo solamente les decia...

'Hablamos un poco, me dio un regalo y compro mi olvido'

Literalmente, eso habia sucedido...

Hablamos, mire sus reacciones, obtuve su foto y la tome como un regalo pues fue suficiente para olvidarla.

Pero eso no es todo, por esos dias tambien acababan de entrar a trabajar ahi mismo dos chicas de 19 y 23 años respectivamente y a las que llamare Erika y Rocio.

En cuanto legaron, nos hicimos buenos amigos y me invitaban a comer a su casa con el pretexto de que necesitaban que les grabara algunos discos en mi laptop.

Esa no era la verdadera razon, sino que sabiendo que yo estaba loco por Victoria, trataban de hacer cuanto fuera posible por persuadirme de esa desicion, me decian palabras carinosas frente a los demas y frente a ella, se ofrecian para cocinarme algo de mi preferencia me invitaban a ir a comer algun restaurante y hasta se atrevio una de ella a comprarme a diario diversas cosas en la tienda como jugos, refrescos, chocolates y algunas otras golosinas para llamar mi atencion.

Pero yo estaba tan dominado por la belleza de Victoria que todo lo que hacian esas nenas me era indiferente.

Claro que fui varias veces a comer a su casa, despues de todo me estaba ahorrando casi 7 dolares diarios.

Deje de ir cuando una de ella me confeso que estaba embarazada y que necesitaba de alguien que le acompanara en su vida, que sus papas la matarian si se enteraban y que estaba dispuesta incluso a arreglarme papeles pues ella es nacida en Los Estados Unidos, que aplicariamos para conseguir un Departamento que viviriamos muy bien y termino ofreciendome sexo gratuito...

Yo le dije que gratuitas, solamente las imagenes de mi otro blog...

Aunque yo estuve a punto de aceptar su ultima propuesta, me contuve mis guardadas ganas de 7 meses acumuladas y le dije no.

Lo crean o no, en ese momento antepuse mis valores y mi dignidad al simple hecho de compartir un orgasmo y falsas y compradas esperanzas.

Habia sido un atentado en contra de mi dignidad, ya no tendria orgullo, ya no tendria vanidad...

A veces, y mas ahora, pienso que mi reaccion ante estas insolitas situaciones, se ha debido a mi promesa que desde hace algunos dias tengo con Andrea Paola, una excelente mujer de Colombia que ya lleva justamente el tiempo que tengo aqui en USA tratando de conquistar mi corazon...

Hemos hablado mucho y me he comprometido literalmente con ella, es una gran mujer, lo se por su manera de pensar, lo se porque ha tenido el valor, la fe, la confianza y la perseverancia para creer y esperar por mi...

En nuestras continuas charlas de media tarde, usted podra advertir su innata sinceridad, sus sentimientos son grandes, como grande es la distancia que ahora nos separa...

Publicamente, acepto sentirme atraido por ella, por su amor, por su entrega y total dedicacion que hacia mi ha mostrado a traves del tiempo...

Finalmente, que sea Dios quien como siempre tenga para ella y para mi la mejor de las desiciones sobre nuestras vidas...

Y mientras tanto ella y yo, seguiremos esperando...

P.D. Hoy nuevamente y despues de una semana de ausencia, ire a comer a casa de Rocio y Erika pues su madre cumpleaños y sera pretexto para que cocinen para mi unas deliciosas sincronizadas acompañadas de jugo de guayaba.

Al final en eso quedamos, en una amistad libre de terceras intensiones...

SIGUIENTE CAPÍTULO...
«No todo lo que brilla, son billetes verdes...»

Publicar un comentario